La gravedad de la crisis fuerza un recorte global de tipos sin precedentes

  • El BCE sucumbe a la presión de los mercados y, en una acción conjunta con la Reserva Federal y otros cuatro bancos centrales, reduce en medio punto el precio oficial del dinero, hasta el 3,75% · La tasa de la Eurozona baja por primera vez desde 2003

Comentarios 5

Medidas sin precedentes para una crisis de dimensiones desconocidas. El Banco Central Europeo (BCE), la Reserva Federal estadounidense, el Banco de Inglaterra, el Banco de Canadá, el Banco Nacional de Suiza y el Banco de Suecia dieron ayer un paso al unísono y rebajaron los tipos de interés en medio punto en sus áreas de influencia, una acción concertada sin precedentes que pretende reactivar la deprimida economía internacional. El BCE, que el jueves pasado ya meditó relajar su férrea política monetaria, no tuvo más remedio que ceder a las presiones. Dicho y hecho, los tipos de interés en los países que comparten la moneda única quedarán desde el día 15 en el 3,75%, frente al 4,25% anterior, en el primer recorte desde el lejano 5 de junio de 2003.

Argumentos parecidos se escucharon ayer en Washington, donde la Reserva Federal justificó la decisión en "la evidencia del debilitamiento de la actividad económica" y en la menor presión sobre los precios. En el caso de Canadá, los tipos bajan del 3% al 2,5%, en el Reino Unido descienden del 5% al 4,5%, en Suecia el precio del dinero queda en el 4,25% y en Suiza, otrora paraíso monetario, caen al 2,5%.

Las reacciones a la acción concertada no se hicieron esperar. En Córdoba, donde asistió a la V Cumbre Hispano-Polaca, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, calificó de "buena noticia" la rebaja de tipos ya que tendrá un "efecto positivo para aliviar las necesidades de las familias y las empresas". En esa línea, el ministro de Economía, Pedro Solbes, consideró que la medida "es una buena muestra de confianza de que los políticos están detrás de los problemas", y confió en que "debería llevar a una bajada del Euríbor". Los principales partidos políticos, la CEOE y las asociaciones de consumidores también celebraron la actuación conjunta de los bancos centrales. En Sevilla, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, la apoyó, pero lamentó que "llegue tarde" ante la gravedad de la crisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios