La industria del Campo de Gibraltar triplica sus beneficios en tres años

  • Los ingresos caen un 23% en el último ejercicio, hasta los 6.358 millones, y el empleo sube un 6,3%, hasta 9.000 puestos

Las industrias del Campo de Gibraltar cerraron en 2016 otro buen ejercicio a pesar de la caída en los ingresos, provocada fundamentalmente por los bajos precios de las materias primas. Esto motivó un descenso del 22,6% en los ingresos de las 14 empresas agrupadas en la Asociación de Grandes Industrias (AGI) del Campo de Gibraltar, que se quedaron en 6.358,3 millones de euros. Pero pese a ello, lograron maximizar sus resultados y cerraron el ejercicio con 968,7 millones de euros de beneficios, un 27% más que el año anterior y el triple que hace sólo tres ejercicios.

Es un resultado positivo de un año "complicado, en el que hemos tenido que readaptarnos y reinventarnos", aseguraba ayer el presidente de la AGI, Manuel Doblado, durante la presentación de la memoria 2016 de la asociación. Las industrias han tirado de optimización de procesos, mejoras de la eficiencia, investigación e internacionalización para lograr mejorar sus resultados a pesar de la progresiva caída de los ingresos (estos han bajado a prácticamente la mitad en sólo dos años). Así, en el último ejercicio creció el resultado bruto de explotación (Ebitda), un indicador de rentabilidad que se situó en 1.131 millones de euros (17,8% sobre las ventas). También fue al alza el Valor Añadido Bruto, que se situó en 1.470,6 millones, datos que muestran, a juicio de la AGI, una consolidación de la recuperación de los márgenes.

La progresiva internacionalización de las ventas ha jugado un papel clave en la buena evolución de los resultados de las industrias. Éstas exportan ya el 74% de su producción, mientras que un 12,56% se queda en el Campo de Gibraltar.

En este entorno, las empresas han seguido apostando por una fuerte política inversora, resalta la AGI. Durante 2016 la inversión total de las asociadas fue de 222,3 millones, casi un 13% superior a la del ejercicio anterior. Además, destacan en su memoria, "en el marco de la firme apuesta por incrementar productividad y competitividad, así como mejorar la seguridad laboral y el impacto ambiental, a lo largo de los diez últimos años la inversión acumulada de las asociadas supera los 2.740 millones". "Estos datos -remarcó Doblado- demuestran la firme vocación de permanencia de las empresas que forman parte de la AGI y nos hace continuar siendo una base sólida de la economía andaluza".

Dentro de esa inversión destaca la destinada a medio ambiente. Según los datos recogidos en la memoria de la AGI, presentada ayer ante la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, las empresas emplearon 64,3 millones en el gasto e inversión destinado a medio ambiente. En el capítulo verde, las industrias de la AGI resaltaron el descenso en las emisiones de CO2, Nox, partículas y SOx. También se redujo el uso de agua de proceso en un 5,4% respecto al ejercicio anterior y bajó el volumen de vertido de agua residual. Las empresas cuentan con 71 puntos de monitorización de emisiones y 18 puntos de monitorización de vertidos y realizaron 113 inspecciones externas y 12 controles del medio receptor.

Las industrias también presentaron buenos datos en lo referente al empleo. El pasado año superaron por primera vez desde 2008, antes del annus horribilis de 2009, la cifra de 9.000 trabajadores. La suma entre empleos directos de las empresas de la asociación y las empresas auxiliares de mantenimiento y otros servicios fue de 9.003 trabajadores, lo que representa un incremento del 6,3% respecto a 2015. Ese aumento viene impulsado por el crecimiento del empleo en las empresas auxiliares, contando en ellas trabajadores que operan cada día en las instalaciones de las empresas de la AGI. Además, destacó Doblado, casi el 95% de los trabajadores tenían contrato indefinido en 2016. Si se suman los efectos directos, indirectos e inducidos en el empleo, las industrias de la AGI generaron 17.862 empleos en el Campo de Gibraltar.

La Asociación de Grandes Industrias también mide cada año el impacto que tienen sus asociadas sobre la economía del Campo de Gibraltar. Como recuerda, las interrelaciones productivas de las empresas con la economía de la zona crean unos efectos multiplicadores en la economía por el gasto de las asociadas en adquisición de bienes y servicios que producen otras empresas y el gasto de los salarios generados por la industria. Este impacto se cuantifica en términos de Valor Añadido Bruto, que en 2016 se situó en los 2.382,37 millones teniendo en cuenta los efectos directos, indirectos e inducidos.

Por otra parte, durante los últimos cinco ejercicios las entidades que se integran en la asociación han abonado a los ayuntamientos alrededor de 138 millones. En 2016, impuestos y tasas se llevaron más de 27,4 millones, un 4% más que el año anterior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios