Las industrias de Aiqbe finalizan 2014 con 11.836 millones de cifra de negocio

  • El valor de la producción del polo onubense baja levemente por el menor precio de las materias primas No obstante, las empresas mejoran sus resultados de explotación y duplican su VAB

Las empresas del polo onubense cerraron 2014 con un "optimismo moderado". Las compañías agrupadas en la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas (Aiqbe) finalizaron el año con una mayor producción y mejores cifras, con un resultado de explotación neto que casi se cuadruplicó hasta llegar a los 674 millones de euros. La senda de la recuperación iniciada en 2010 no se reflejó en esta ocasión en el valor de la producción, que descendió un hasta los 11.836 millones de euros debido a la caída del precio de las materias primas, pero sí en el valor añadido bruto (VAB), que casi se duplicó. Unos datos que hacen que "nos sintamos razonablemente satisfechos de los resultados del pasado ejercicio", aseguró ayer el presidente de la Aiqbe, Miguel Palacios, durante la presentación del Informe de Sostenibilidad de las empresas para 2014.

La producción de las industrias de la asociación siguió al alza en su conjunto, aunque no de forma homogénea en todos los sectores agrupados en la asociación. Ese aumento del volumen producido no se reflejó pese a ello en los ingresos en un contexto internacional de descenso de precios de las materias primas, esencialmente el crudo: la bajada del coste se ha repercutido en unos menores precios de venta, provocando esa caída de un 2% en el valor de la producción, la primera desde la gran debacle de 2009. Ni siquiera el funcionamiento de la fundición de Atlantic Copper a pleno rendimiento tras la larga parada del año 2013 pudo compensar el efecto de esa bajada de los precios en la cifra final de negocio, que no obstante se espera recuperar para el próximo ejercicio, aseguraba Palacios. A ello se suma el cierre de la planta de Celulosa de Ence y que las centrales de ciclo combinado siguen en una situación de escasa o nula actividad.

En el otro lado de la balanza, esa disminución de ingresos se ha compensado con una reducción de costes que ha tenido un impacto muy positivo en los márgenes de las empresas, tras unos años en los que la internacionalización de las ventas habían obligado a las compañías a recortarlos para entrar en nuevos mercados. El 25% de la producción de Aiqbe se vende en el extranjero gracias a una mejora de la competitividad, resalta la Asociación, fundamentada en la mejora de la eficiencia en los costes operativos. Ésta se refleja en un resultado neto de explotación que paso de los 117 millones de euros de 2013 a los 674 de 2014, con un Valor Añadido Bruto de 1.112 millones de euros, casi el doble que en 2013. Un dato destacado por el presidente de la Aiqbe como muestra de "nuestra contribución a un Producto Interior Bruto provincial que se sitúa en el entorno de los 9.300 millones de euros".

Otra contribución, apuntó Palacios, es la que se produce en materia de inversión. El año 2014 no fue especialmente destacable en este capítulo al no estar en marcha ningún proyecto singular, pero pese a ello, remarcó el representante empresarial, "hemos invertido 84 millones de euros, destinados sobre todo a mejora de los procesos productivos y con cantidades significativas para la prevención ambiental y la seguridad de las personas".

El número de empleados de las industrias, tanto en plantilla como en empresas auxiliares, creció un 3,3%, llegando a los 4.438 trabajadores. En total, contando los efectos indirectos e inducidos (el gasto que realizan las empresas en la adquisición de bienes y servicios y los que hacen sus trabajadores) las industrias serían el origen de 9.368 empleos, señala el informe.

Ése es sólo uno de los datos resaltados por la industria onubense en una memoria de sostenibilidad que suele poner un fuerte acento en el efecto que tiene la presencia del Polo en la economía de la provincia. También en el efecto agregado que tienen las industrias de Huelva y Algeciras, promocionadas como clúster para atraer la inversión. La Asociación de Grandes Industrias del Campo de Gibraltar (AGI) presentaba recientemente sus propios datos de 2014: 11.777 millones de euros de valor de la producción, que sumados a los de Huelva dan un dato agregado de casi 24.000 millones que supone "algo más del 32% de la cifra de negocio global de toda la industria andaluza". Una muestra de una industria "potente, competitiva, innovadora y sostenible", resaltó Palacios, para reclamar en presencia del consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado, y el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, "seguir trabajando de la mano para garantizar una mejor y mayor industrialización de Andalucía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios