La licitación de obra pública retrocede a niveles de hace 15 años

  • Pasa de rozar los 40.000 millones en 2009 a 14.000 en 2011 · La cantidad licitada por la Junta de Andalucía ha caído un 77% en dos años, hasta los 570 millones

Las administraciones públicas ralentizan aún más su ritmo inversor. Según los datos de Seopan, la patronal de las grandes constructoras, el año pasado se licitaron obras en España por casi 14.000 millones de euros, un 47% menos que en 2010, una cifra que representa la cifra más baja en quince años. Para encontrar un nivel inversor menor hay que remontarse a 1997, cuando se superaron por poco los 11.000 millones en euros corrientes. En Andalucía la situación de parálisis es similar: cae un 44,5%, algo menos que a nivel nacional, pero es que la licitación se sitúa en un nivel desconocido en la última década, algo menos de 1.800 millones, lo que significa un 13% del total del país. Llueve sobre mojado, además. La licitación en España ya cayó en 2010 con respecto al año anterior un 33% y la regional algo más, un 45,7%. Lejísimos quedan años como 2006 y 2007, cuando se superaron los 40.000 millones en España. Incluso en 2008 y 2009 se rozó esa cifra.

En Andalucía el año más boyante fue 2008, con 6.950 millones. Hoy, ninguna administración parece capaz de arrancar el motor. El desplome es brutal. La Administración central ha rebajado en la región casi un 30% el valor de licitación (913 millones) y la autonómica un 40% (520 millones). Pero la que ha sufrido un mayor parón es la local, que traslada a las inversiones la asfixia de los ayuntamientos. Cae un 56,34%, hasta 631 millones y se convierte así en la Administración menos inversora, cuando en 2010 era la primera (1.400 millones) con unos 500 millones de diferencia sobre la segunda.

La Junta de Andalucía, por su lado, ha sido la que más ha recortado la obra pública desde que el Estado se vio obligado a recortar gastos ante la presión sobre la deuda. Entre 2009 y 2011 la caída ha sido nada menos que del 77%, y se ha pasado de una licitación cuantificada en 2.329 millones a otra de 520 millones, más o menos un 1,5% de su presupuesto anual.

Por provincias [ver gráfico], la mayor caída en la licitación global de todas las administraciones es para Córdoba, donde se reduce el nivel de inversión un 72,5% y la que mejor resiste el vendaval es Huelva, con una caída del 8,6%.

A nivel nacional, llama la atención que la Administración central haya aumentado el ritmo de licitación, un 18%, hasta los 6.500 millones, hasta prácticamente acaparar la mitad del total, y que haya comunidades, como Galicia y Castilla y León donde, debido a las obras del AVE, ha casi doblado la licitación. Pero mientras el Ministerio de Fomento se recupera y crece en licitación un 38% (5.000 millones) el otro gran departamento inversor del Gobierno, el de Medio Ambiente, cae un 35% (740 millones). El mayor descenso, con todo, es el de las comunidades autónomas (-61%) y las administraciones locales (-68%). Por tipología, se hunde más la edificación (-61%) que la obra civil (-38%), y dentro de este apartado contrasta el acusadísimo parón de la obra medioambiental (-78%) con el alza del ferrocarril (+19%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios