Una mayor participación social en el comercio andaluz

  • El Consejo Andaluz de Comercio nace como órgano asesor de la Junta de Andalucía en la materia, que busca implicar más a la sociedad en las políticas comerciales

Se abre una nueva etapa en la participación social en el comercio, acorde con los cambios que se están produciendo tanto en el sector comercial como en la legislación andaluza centrada en esta materia. En este contexto, el 22 de marzo se publicó, en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, el Decreto 46/2011, de 1 de marzo, por el que se regula el régimen de organización y funcionamiento del Consejo Andaluz de Comercio, un nuevo órgano colegiado, que toma el relevo de la extinta Comisión Asesora del Comercio Interior (CACI) y que se adscribe a la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía, y que nace con un carácter consultivo y de participación social.

Con este criterio sobre la mesa de trabajo, sus actividades se inspiran en los principios de participación ciudadana y defensa de los intereses generales de la distribución comercial en la región andaluza, garantizando además, la integración transversal del principio de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en las acciones futuras que desarrolle.

Pero, ¿cómo conseguirá aumentar las cuotas de participación social en la configuración de las estrategias comerciales de la región? En principio, a través de su composición, caracterizada por su diversidad y por su equilibrio en la presencia de hombres y mujeres.

Así, entre sus miembros se encuentran, además de las personas titulares de la consejería y la viceconsejería competentes en materia de comercio en el ámbito autonómico, representantes de otras consejerías, así como de los municipios y provincias de la región, de las organizaciones empresariales y sindicales más representativas y de las asociaciones de consumidores y usuarios. Completan esta nómina de integrantes, representantes de las Cámaras Oficiales de Comercio, Industria y Navegación, y personas de reconocida capacidad técnica en materia de comercio interior.

Finalidad principal

En breves líneas, este órgano nace con la finalidad prioritaria de asesorar a la Administración de la Junta de Andalucía en materia de comercio. Para ello, asumirá, entre otras funciones, la labor de información sobre la legislación y planificación comercial, conocer y valorar las medidas de política en esta materia e impulsar las medidas necesarias para favorecer la innovación y la calidad de este sector de la economía andaluza, así como identificar sus necesidades presentes y futuras.

De esta forma, su labor será protagonista en esta materia, ya que deberá ser oído preceptivamente en el proceso de elaboración de normas y planes de fomento de comercio interior, así como con carácter previo a la aprobación del Plan de Establecimientos Comerciales. Al mismo tiempo, su opinión también deberá ser oída en el procedimiento de concesión del Certificado de Calidad Municipal del Comercio de Andalucía, en el establecimiento del calendario de apertura en domingos y festivos, y en la declaración de zonas de gran afluencia turística a efectos de establecer sus horarios comerciales correspondientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios