El precio de la luz en el mercado mayorista cae un 30% en eneroEspaña pelea a partir de hoy por ocupar la vicepresidencia del BCE

  • Es mucho más bajo que en el inicio de 2017 al importarse energía más barata de FranciaEl Eurogrupo abre el plazo de candidaturas, con De Guindos como posible aspirante

El precio de la luz en el mercado mayorista, el conocido como pool, se situó un 30% más barato en lo que va de enero que la media del mismo periodo del año pasado y está un 14% por debajo de la previsión que avanzaba el mercado de futuros antes de iniciarse 2018. En concreto, en los primeros 18 días de 2018 el pool se ha situado en 48,67 euros por megavatio hora (MWh), frente a los 71,52 euros por MWh que marcó en el mismo periodo del año pasado y los 56,25 euros por MWh que avanzaba el mercado de futuros.

La principal causa detrás de la evolución del precio de la luz en España se debe a Francia, al igual que pasó el año pasado, aunque en esta ocasión el país vecino "tiene efectos positivos porque el escenario es opuesto", según datos del informe del mercado eléctrico elaborado por Grupo ASE. Así, mientras que en enero de 2017 Francia tensionó el precio de luz debido a su demanda de electricidad del mercado español por el parón que sufrieron sus centrales nucleares, en este inicio de año es España quien está importando electricidad francesa, más barata que la española, según los expertos.

A esto se ha unido una mayor producción eólica (+25%) y una reducción de la demanda eléctrica (-4%) respecto a 2017.

Según Grupo ASE, el mercado de futuros no ha trasladado, hasta ahora, esta reducción del precio del pool a sus previsiones, ya que para el segundo y tercer trimestre han subido sus cotizaciones ligeramente. A más corto plazo, sí se aprecia que se traslade este efecto positivo, ya que para el próximo mes de febrero está rebajando su cotización en casi un 6% desde que comenzó el año, situándose en los 53,25 euros.

El Eurogrupo prevé abrir hoy el plazo para que los países presenten sus candidatos a ocupar la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE), un puesto que el Gobierno de Mariano Rajoy asegura será para un español y al que podría optar el ministro de Economía, Luis de Guindos.

El segundo sillón con más peso del comité ejecutivo que dirige la institución, encargada de la política monetaria y la supervisión bancaria de la Eurozona, quedará vacío el 1 de mayo, cuando termina el mandato del portugués Vítor Constancio.

Los ministros de Economía y Finanzas del euro esperan abrir mañana el plazo de presentación de candidaturas -máximo una por país-, de modo que en su reunión del 19 de febrero puedan ya nominar a un sucesor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios