Una ministra critica que los italianos se aferran a un trabajo "cerca de mamá"

  • La titular de Interior italiana reaviva la polémica sobre las medidas contra el desempleo tras las últimas declaraciones de Mario Monti.

Comentarios 4

La ministra de Interior de Italia, Anna Maria Cancellieri, reavivó la polémica sobre las medidas contra el desempleo al criticar que los italianos están "aferrados a un empleo fijo en la misma ciudad y cerca de mamá y papá". Cancellieri hizo esta declaración en una entrevista a la emisora televisión Tgcom24 después de que el primer ministro italiano, Mario Monti, provocara una airada reacción en el país cuando el pasado 1 de febrero dijo que "los jóvenes se tienen que acostumbrar a la idea de no tener un puesto de trabajo fijo para toda la vida", lo que calificó de "monótono".

La ministra del Gobierno tecnócrata italiano salió en defensa de la declaración de Monti y aseguró que "la disputa surgió de una interpretación precipitada". "El mundo moderno tiene grandes experiencias de movilidad, nosotros vivimos en la cultura del puesto fijo. El mundo está cambiando, como ocurre en los países emergentes", afirmó. En definitiva, añadió, "tenemos que dar un salto, pero no demonizar".

El viernes pasado el propio Monti tuvo que explicar que sus palabras se debieron a un equívoco por la interpretación de una frase fuera de contexto. En un videoforo organizado por el diario italiano La Repubblica, el jefe del Ejecutivo tecnócrata de Italia quiso "aclarar" sus palabras, después de que esa declaración, lanzada en un mensaje directo a los jóvenes en un programa de televisión, motivara la indignación de muchos italianos. "Una frase como esa, tomada fuera de contexto, puede prestarse a equívoco", dijo Monti, quien aseguró que su intención era explicar que los jóvenes tienen que acostumbrarse a la idea de no tener un puesto fijo y que los italianos, por norma general, "tienen demasiados recelos hacia la movilidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios