El negocio de los seguros sufre en 2009 el rescate de 13.000 millones en primas

  • El sector mantiene su senda de crecimiento en el beneficio a pesar de la recuperación de la inversión por parte de algunos clientes · El buen comportamiento del ramo de vida compensa la caída del automóvil

El sector asegurador en España goza de buena salud a pesar de la crisis. Si en el mundo de las finanzas y de la empresa la reducción de beneficios es ya casi la norma, las firmas aseguradoras siguen incrementando sus ganancias, o al menos esa es la conclusión del Instituto de Ciencias del Seguro en un informe fechado en julio de este año y patrocinado por la Fundación Mapfre. Las empresas españolas del ramo obtuvieron en 2009 un beneficio, en su conjunto, de 3.633 millones de euros, un 2,2% más que en 2008. Ello se debe, en buena medida, a que el volumen de primas siguió creciendo, aunque a un ritmo mucho menor: si en 2008 había un 9% más, en 2009 el incremento fue sólo del 1,5%, hasta alcanzar los 59.084 millones.

Este año se prevé más complicado, y los datos del primer trimestre así lo reflejan: el volumen de primas cayó en el primer trimestre un 3,9% respecto al mismo periodo de 2009, y el propio informe admite que las perspectivas de crecimiento del sector están condicionadas por "la débil recuperación económica, la fuerte competencia del mercado y los modestos crecimientos de las inversiones".

A la espera de lo que suceda en 2010, lo cierto es que 2009 ha sido, dado el difícil contexto, un buen año para el negocio asegurador, que mantiene un margen de solvencia 2,6 veces superior al mínimo exigido por el Banco de España. Aun así, hubo sombras. Por ejemplo, la crisis llevó a los españoles a rescatar para sus bolsillos un volumen de primas equivalente a 13.000 millones de euros de los seguros de vida. Además, el ramo de no vida ha sufrido una caída en la cuantía de las primas del 2,2%, con especial incidencia en el subsector del automóvil (-5,2%), que, después del seguro de vida, es el más usado por los españoles, con 11.430 millones de euros en primas. El de 2009 es el segundo año de descensos en las pólizas de coches, tras la caída del 1,9% registrada en el curso anterior.

El ramo automovilístico se vio afectado por la contracción en las ventas, la reducción en un 5,7% del consumo de combustible y la demanda de productos con menor cobertura por parte de los clientes. La prima media por vehículo continúa con su tendencia a la baja: se sitúa en 405 euros, un 3,6% menos.

Además del automóvil, experimentaron notables descensos en el volumen de primas de Transportes (-11,2%), Accidentes (10,7%) y Caución (-10,7%). Por el contrario, sí crecieron Multirriesgos (un 4,8% más), Salud (4,7%), y Decesos (4,9).

A pesar del rescate por un volumen de 13.000 millones de euros, los seguros de vida han mantenido el tipo, y son la razón fundamental de que las aseguradoras todavía crezcan. El volumen de primas en este ramo alcanzó los 28.119 millones de euros, un 5,7% más que el año anterior, y el número de asegurados incluso llegó a crecer, al superar los 32,6 millones de personas, un 1% más que el año anterior.

Lo cierto es que los españoles han seguido un comportamiento paradójico respecto a los seguros de vida. Por un lado, muchos han tendido a rescatar la inversión para obtener liquidez inmediata y así afrontar la crisis; pero otros, en mayor número a juzgar por el buen balance del negocio, han tomado este seguro como un valor refugio. "Hay que volver a significar, como el año anterior, el papel desempeñado por el seguro de vida en el conjunto de la industria del ahorro-previsión en nuestro país. Su crecimiento sólo se ha visto superado por los fondos de pensiones (8,1%), mientras que los fondos de inversión han cerrado con una disminución del patrimonio gestionado del 3%", señala el informe.

La crisis ha llevado, además, al desplome de las modalidades de seguros de vida que conllevaban más riesgo. Como, por ejemplo, los productos unit-linked, que combinan las ventajas fiscales de esta fórmula con la rentabilidad de los fondos de inversión. En España, el año pasado, cayeron un 26,6%. Por el contrario, los seguros vinculados al ahorro y la jubilación registraron un crecimiento del 6,6% en primas y alcanzaron un volumen de ahorro de 138.471 millones de euros. Destacan, entre estas modalidades, los seguros de rentas, en la que el asegurador se compromete a abonar una renta temporal o vitalicia a partir de una fecha previamente fijada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios