Liga Endesa El Morabanc Andorra vence al Unicaja (66-60)

La patronal alimentaria acusa a la CNC de querer ocultar la "innacción"del Gobierno

  • Dice que el expediente abierto por la Comisión Nacional de Competencia es una "cortina de humo" y ha negado que se haya intervenido para concertar precios.

Comentarios 3

La Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) ha negado hoy que haya intervenido para concertar precios en el sector y ha cuestionado la independencia de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC), un organismo sobre el que ha dicho que "le interesaba tener un chivo expiatorio como esta federación".

El secretario general de la FIAB, Jorge Jordana, ha señalado en rueda de prensa que no dabe "si ha actuado con la debida independencia o está manipulada por el poder político" y ha comparado la situación con la ocurrida durante la pasada legislatura con la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), cuyo presidente en ese momento, Manuel Conthe, manifestó en el Congreso de los Diputados que las decisiones de su organismo habían sido manipuladas por el entorno político.

"Estamos ante una cortina de humo con al que se intenta ocultar la inacción", señaló Jordana, para quien la apertura de expediente sancionador por parte de la CNC "se sostiene en el aire y no tiene entidad", dado que, en el caso de la FIAB, sólo tienen como prueba una nota de prensa del pasado mes de junio en la que alertaban de que la industria alimentaria estaba siendo afectada por los fuertes incrementos de las materias primas.

"Es sospechoso que las pruebas que han buscado en las asociaciones sean de octubre y el expediente lo abran en abril", ha comentado el secretario general de la FIAB, quien se preguntó por qué se ha tardado tanto en actuar. "Me gustaría que, si mis temores son ciertos, esto fuera el último coletazo de una forma de hacer política que ya se utilizó en la anterior legislatura", ha afirmado.

Al ser preguntado sobre quién podrían haber partido las presiones por parte del Gobierno para que la CNC actúe, Jordana ha eludido mencionar nombres y ha descartado que hubiera sido el vicepresidente económico en funciones, Pedro Solbes, porque "no tiene que hacer méritos para nada", ni el propio presidente de la CNC, Luis Berenguer, que permanecerá en su cargo durante seis años.

No obstante, seha preguntado por qué se conoce ahora este expediente sancionador, coincidiendo con el momento en el que se está configurando el nuevo Ejecutivo. "¿Es posible que alguien quiera ser ministro y se esté trabajando una cartera?", se preguntó. "No les debemos de gustar a alguien en el entorno del Gobierno", agregó.

Jordana ha asegurado que, una vez que concluya el expediente y se demuestre que la organización que dirige no tiene "nada que ver", dado que "no hay pruebas", pedirá responsabilidades políticas "donde sea", posiblemente en el Congreso de los Diputados.

Según defendió, la FIAB no hizo nada para concertar precios y simplemente "alertó a los poderes ejecutivos de que prestaran atención a un problema que no estaban teniendo en cuenta y que podría tener consecuencias graves".

"No voy a amparar nunca conductas delictivas de nadie, si alguna empresa nuestra se ha asociado con otra para acordar precios y le pescan, bendito sea el cielo", dijo Jordana, quien ha subrayado que dichas asociaciones son entidades que tienen "principios éticos" y funcionan correctamente.

El secretario general de la FIAB se ha mostrado satisfecho de que la CNC "quiera pinchar el globo" en torno a un posible pacto para subir el precio de los alimentos y ofreció la colaboración de su organización para que el expediente llegue a su fin.

Por último, ha considerado "irracional" que un sector tan atomizado como el alimentario pueda pactar precios y reclamó al Gobierno que aborde "seriamente" una política energética, porque el problema de fondo en el alza de los alimentos es el encarecimiento del crudo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios