El precio de la vivienda en España podría caer más de un 20% en 2009

  • La bolsa de viviendas sin vender podría alcanzar el millón y medio este año.

Comentarios 6

Los que confiaban en que este año se iniciara la recuperación del mercado inmobiliario español no han recibido buenas noticias. La tasadora inmobiliaria Tinsa ha elaborado unas pesimistas previsiones que indican que el precio de los inmuebles en nuestro país caerá más de un 20% al cierre de este año con un descenso sostenido de entre 1 y 1,4 puntos porcentuales al mes. Y estas previsiones parece que no van desencaminadas: 2009 ya arrancó enero con un descenso de los precios del 10,1%. La tasadora habla de 930.000 pisos sin vender al término del pasado ejercicio, una cifra que podría elevarse este año hasta el millón y medio.

Los precios de la viviendas en España prosiguen su caída en picado y en el horizonte se vislumbran desplomes continuados. En enero registraron el primer descenso de los dígitos hasta ahora, de más del 10%, una cifra que es 1,3 puntos porcentuales superior al experimentado al cierre de 2008, que fue del 8,8%. Esto hace prever a los expertos de la tasadora Tinsa que este año finalice con una caída del 20% en el precio de los pisos de nuestro país.

En rueda de prensa para presentar el Índice de Mercados Inmobiliarios Españoles (Imie) del mes de enero, el director general de la tasadora, Luis Leirado, explicó que la razón de estos descensos se encontraría en la caída de la compraventa de viviendas, lo que también ha provocado una acumulación de 930.000 pisos en 'stock' al término del pasado año. Tinsa prevé que esta bolsa de viviendas sin vender alcance el millón y medio de unidades en 2009.

Esta caída interanual del 10,1% vuelve a pasar una mayor factura a la costa mediterránea, donde alcanza el -12,6% de enero de 2008 a enero de 2009. Las áreas metropolitanas reflejan otro abaratamiento sustancial del 10,9%. En torno al doble dígito negativo también se sitúa la depreciación de los pisos en las capitales y en las grandes ciudades (-9,6%) y el resto de municipios (-10%). Las Islas Baleares y las Canarias, donde menos bajan las casas, un 8,2%.

Transcurrido más de un año desde que los precios alcanzaran su máximo, en diciembre de 2007, las caídas acumuladas en la costa mediterránea y en las áreas metropolitanas, son ya del 14,4% y del 12,5%, respectivamente. En línea con la evolución de los precios, el precio del suelo descendió un 1,8% a lo largo de 2008. Además, su peso en el valor final de la vivienda se situó en el 25,8%, 1,1 puntos menos que en 2007.  

La razón de estos descensos de precios habría que buscarla en el frenazo de las compraventas de viviendas, que disminuyeron un 36% interanual en noviembre de 2008 y que no presentan visos de repuntar a corto plazo. Según Leirado, sólo las ventas de VPO, con una previsión mensual de unas 6.000 unidades hasta 2010, podrán "amortiguar" esta tendencia.

Detrás de esta caída de las ventas está la restricción de los créditos hipotecarios y la caída del salario medio de las familias en el cuarto trimestre de 2008, hasta los 32.900 euros desde los 33.000 en el periodo anterior, el primero desde los años 90. Otra de las consecuencias de esta ralentización de las compraventas es el aumento del 'stock' de viviendas terminadas sin vender, que cerró el año rozando el millón (930.000 viviendas) y que previsiblemente alcanzará el millón y medio de unidades en 2009.

El actual momento de "incertidumbre" hace difícil prever cuándo comenzará a absorberse este excedente. Todo dependerá de la evolución de sus ventas, así como de la capacidad del sector para ajustar su producción. Leirado indicó que existe una demanda "latente" procedente de la creación anual de unos 450.000 hogares, pero que no puede acceder al crédito pese a la caída del Euríbor. Según Leirado, el negativo panorama al que se enfrenta el mercado residencial en 2009 sólo se revertirá si mejora la situación económica general o si cambia la percepción de los potenciales demandantes de vivienda, que consideran que aún no es un buen momento para comprar.

En lo que respecta a la producción, el mercado ya ha iniciado su ajuste. Según las previsiones de la tasadora, la producción de viviendas alcanzó las 745.000 unidades (212.200 en el último trimestre), frente a las 287.000 vendidas, lo que arroja un excedente de más de 450.000 viviendas a lo largo de 2008.

Tinsa confía en que las medidas adoptadas por el Gobierno para absorber el stock de viviendas den sus frutos aunque advierte que quizás el Ejecutivo tendrá que poner en marcha nuevos estímulos. La tasadora propone comercializar la viviendas 'paradas' bajo algún tipo de protección y fomentar "fórmulas creativas", como el alquiler con opción a compra como formula temporal para reactivar el sector.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios