La crisis ahonda el recorte de patentes en España frente al repunte andaluz

  • La región retoma la senda del crecimiento en 2011, con un avance del 4,8%, frente al estancamiento del año anterior · La crisis hace mella en el volumen de solicitudes españolas, que desciende un 5,3%

Comentarios 2

Andalucía resiste el envite de la crisis en materia de patentes. Si hace unos años la comunidad no prestaba la más mínima atención a la protección industrial, de un tiempo a esta parte se ha percatado de que, en un mundo global, hay que dejar de competir en costes para apostar por el conocimiento, la innovación y, por ende, la protección de los logros. Tanto es así que, en un contexto de crisis como el actual, Andalucía muestra una fortaleza de la que carecen otras regiones.

Las cifras no dejan lugar a dudas. La comunidad saldó el año 2011 con un balance bastante digno frente al negativo comportamiento nacional. En concreto, solicitó 476 patentes, lo que supuso un alza del 4,8% con respecto al ejercicio precedente, y retomó la senda del crecimiento tras el estancamiento de 2010, cuando sólo sumó una patente al balance del año anterior (hasta 454 ó un 0,2% más). Eso sí, también es cierto que Andalucía aún está en fase de recuperación del ritmo y todavía se encuentra lejos de los avances de 2007 (+20,36%) o 2008 (+7,46%).

En la comparativa con el resto de España, los datos de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), facilitados por la Agencia IDEA, apuntan a que la región también sale ganando. Y es que la crisis sí hizo mella en el número de solicitudes nacionales, que cayó un 5,3% en 2011, hasta las 3.352, ahondando el descenso de los ejercicios precedentes -del 0,91% en 2009 y el 0,78% en 2010-. Esa distinta evolución llevó a que la participación de la comunidad en el volumen total de patentes subiera hasta el 14,2%, el nivel más alto jamás conquistado en esta actividad.

El resultado de este dinamismo por parte de Andalucía en materia de protección industrial es su consolidación en el podio español de patentes, por detrás de Madrid y Cataluña. Eso sí, hay que destacar que ninguna de éstas ha logrado mantener una evolución ascendente en los últimos años, puesto que han restado solicitudes desde que el estallido de la crisis, hasta las 706 de Madrid en 2011, y las 617 de Cataluña.

La propiedad industrial es un campo amplio que va más allá de las patentes. También engloba a los modelos de utilidad, las marcas, los nombres comerciales y los diseños industriales. Andalucía se comportó bien en todas las categorías menos en la última. Los agentes andaluces solicitaron 247 modelos de utilidad en 2011, un 6% más, cuando en España se produjo un retroceso del 3,5%, según datos de la Agencia IDEA.

La solicitud de marcas nacionales experimentó aumentos tanto en Andalucía como en España, pero en la primera fueron algo más elevados (2,5% frente a 1,9%) por lo que el peso andaluz se situó en el 11,5% del total.

La figura con mayor participación andaluza en el conjunto de España fue la de los nombres comerciales, del 17,7%, tras crecer algo más en la comunidad (9,7%) que en el resto (9,3%).

Los diseños industriales, sin embargo, presentaron la única nota discordante, ya que se incrementaron sólo un 1,5% en Andalucía frente al alza del 6,2% nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios