El sector debe crecer hacia segmentos de mayor gasto, según el Banco de España

  • El organismo supervisor recuerda que el destino nacional aún pierde turistas británicos y alemanes

El potencial de crecimiento del sector turístico español pasa por mejorar la calidad y potenciar el proceso de diversificación hacia segmentos turísticos con mayor capacidad de gasto, entre los que destacan los segmentos urbano y de negocios, menos sensibles a la competencia de los destinos de sol y playa del arco mediterráneo, con ventajas tanto en precios como en costes, según señala el Banco de España.

En su último Boletín Económico, el organismo supervisor lanza la advertencia de que el turismo deberá diversificarse para elevar su capacidad de crecimiento y que la evolución en los próximos meses del turismo no residente en España estará marcada por el perfil de "relativamente débil" recuperación de algunos de los mercados del país.

El Banco de España también subraya que en el segundo trimestre del presente año se han conjugado dos razones que dificultan la interpretación de las cifras de coyuntura turística, ya que se han introducido elevadas dosis de volatilidad en los mismos, tras el descenso que registró el turismo en abril.

La evolución de este mes, señala el Banco de España en su último Boletín Económico, pudo reflejar el efecto del diferente calendario de la Semana Santa en 2010 en comparación con 2009, pero, sobre todo, las restricciones aéreas provocadas por la nube del volcán en Islandia.

Asimismo, recuerda que España ha continuado perdiendo cuota en los dos principales mercados emisores, Reino Unido y Alemania, y que el turismo no residente español continúa comportándose con mayor debilidad que los flujos turísticos internacionales, que muestran una recuperación más sólida, aunque bastante desigual, según las áreas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios