Los sindicatos piden al Gobierno que oiga el clamor ante la reforma de las pensiones

  • Miles de personas se manifiestan en las calles de las principales ciudades de España contra el aumento de la edad de jubilación a los 67 años.

Comentarios 51

La manifestación convocada por los sindicatos CC.OO y UGT bajo el lema En defensa de las pensiones. No al retraso de la jubilación. La solución no es recortar la protección social' arrancó este martes a las 19.00 horas desde la madrileña plaza de Cibeles con consignas contra la propuesta del Gobierno de alargar la edad legal de la jubilación de los 65 a los 67 años. Pero las calles de Madrid no fueron el único escenario en el que se dejaron oír quejas contra las propuestas del Ejecutivo. Las de Valencia, Logroño u Oviedo, entre otras, también vieron desfilar a miles de personas para mostrar su rechazo al alargamiento de la edad de jubilación. En la capital española, los líderes sindicales encabezaron la marcha, de la que el secretario General de UGT, Cándido Méndez, destacó que es "la expresión de la democracia". Asimismo, mostró su esperanza de que el Gobierno central atienda "al clamor de la calle".

Los secretarios generales de CC.OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, encabezaron la marcha junto a personalidades del mundo de la política y el espectáculo. En la marcha también se pudo ver al coordinador general de IU, Cayo Lara, o al portavoz de la formación, Gaspar Llamazares, entre otros.  

Con lemas como Luché contra el PP y me estafó ZP o Si quitáis derechos os echo, miles de personas acudieron a la manifestación para expresar su malestar por la reforma de las pensiones planteada por el Ejecutivo de Zapatero y remitida a la Comisión del Pacto de Toledo, y exigieron a los grupos  parlamentarios que la rehacen durante su tramitación.  

Los secretarios generales de UGT-Madrid, José Ricardo Martínez, y de CC.OO.- Madrid, Javier López, se pusieron al frente de la marcha madrileña contra la subida de la edad de jubilación reclamando, respectivamente, que los gobiernos "sean conscientes de que no pueden experimentar constantemente con los trabajadores" y alertando sobre "aquellos que están esperando para hincarle el diente a los cuantiosos recursos que los trabajadores depositan en el sistema de Seguridad Social".  

En plena Cibeles y parapetados tras una pancarta en la que se podía leer 'No al retraso de la jubilación. La solución no es recortar la protección social', los líderes sindicales madrileños encabezaron la manifestación con dirección a la Puerta del Sol acompañados por los secretarios generales de UGT y CC.OO., Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, respectivamente. 

"Que el Gobierno atienda al clamor de la calle"

Antes del inicio de la manifestación, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, mostró su confianza en que el Gobierno "atenderá al clamor de la calle" y declaraba que "la propuesta del Ejecutivo es un error enorme porque no constituye la vía para luchar contra la crisis". Defendió que "la vía para luchar contra la crisis tiene que pasar por el mantenimiento de la edad de jubilación y por preservar los derechos de los pensionistas".

"El Gobierno es democrático y esto (la manifestación) es una expresión de la democracia. Entendemos que el Gobierno atenderá al clamor de la calle", aseguró Méndez en referencia a la marcha.  

Por su parte, el coordinador general de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, abogó por enviar "al cajón" la propuesta del Gobierno, de manera que "ni siquiera se debata en el Pacto de Toledo". Además, acusó a los responsables de la propuesta de querer dejar las pensiones públicas en un "elemento residual".  

"No existe ningún fundamento para elevar la edad de jubilación hasta los 67 años", insistió el líder de IU, quien agregó que "el pensionazo". "Pretenden meter la mano en el bolsillo de los pensionistas para favorecer a los banqueros", alertó.  

Desde la cabecera de la marcha también hizo declaraciones el diputado de IU Gaspar Llamazares, que denunció que la idea de elevar la edad de jubilación "desprecia las pensiones legítimamente conseguidas por los ciudadanos".  

El ex secretario general de UGT Nicolás Redondo calificó de "importante" la manifestación, al considerar que los ciudadanos "esperan soluciones ante la actual eclosión de incertidumbre". Señaló que las propuestas del Gobierno en materia laboral son "un motivo de descontento" y abogó por  mantenerse "expectante ante lo que haga el Ejecutivo".

El PSOE "respeta" la manifestación

El portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso, expresó el martes por la tarde su "respeto" por la manifestación convocada en Madrid por CC.OO. y UGT en protesta por la propuesta del Gobierno para reformar el sistema de pensiones y destacó la voluntad "absolutamente decidida" de los socialistas para "mantener y mejorar" el sistema público de pensiones, un "gran objetivo" en el que coinciden con los sindicatos.

En declaraciones en el Congreso de los Diputados, Alonso incidió en que su formación esta dispuesto al "diálogo, la colaboración y el consenso" en el marco del Pacto de Toledo para abordar la reforma del sistema.   

"En resumen: respeto a las manifestación y defensa del sistema público de pensiones", recalcó Alonso, quien señaló que "para que dentro de 10 o 15 años" se mantenga el "buen sistema" actual habrá " diálogo y colaboración" en el marco del Pacto de Toledo entre todas las fuerzas políticas, atendiendo también "muy especialmente" a las organizaciones sociales.  

Horas antes, la Secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, rechazó que la movilización suponga una ruptura de las relaciones con los sindicatos remitiéndose al diálogo social y afirmando que la relación entre el Gobierno y los sindicatos "es y será absolutamente sana". "La relación con los sindicatos es fluida y está dando muchos frutos, como por ejemplo en el diálogo social", apuntó. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios