Tres sindicatos de vuelo y tierra de Iberia convocan una huelga para febrero

  • Los trabajadores de tierra y tripulantes de cabina de pasajeros se unen a las protestas de los pilotos por la creación de Iberia Express.

Comentarios 2

Los sindicatos minoritarios de trabajadores de tierra en Iberia CTA y CNT, y el mayoritario de tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) Stavla, se han sumado a los pilotos en su protesta por la creación de la filial de bajo coste Iberia Express y han convocado una huelga de 24 horas para el 13 de febrero. En el caso de los trabajadores de tierra, la huelga tendrá carácter indefinido a partir de esa fecha y será secundada todos los lunes y viernes, ha señalado el presidente de CTA, Jesús García. Por su parte, Stavla ha presentado en el Ministerio de Empleo y a la propia empresa la convocatoria de cuatro jornadas de paro de 24 horas cada una en febrero, que coinciden, todas ellas, con las de los trabajadores de tierra.

Tras la primera jornada prevista para el próximo 13 de febrero, las tres restantes se llevarán a cabo el viernes 17, el lunes 20 y el viernes 24 del mismo mes. Stavla está en contra de que la dirección de Iberia segregue y destruya la compañía, lo que, en su opinión, ocurrirá con la puesta en marcha de la nueva firma de bajo coste, a cuya flota se incorporarán 40 aviones procedentes de la empresa matriz.

Los sindicatos convocantes, tanto Stavla como los dos de tierra, acordarán un calendario de huelga de forma que coincida en fechas con la de los pilotos, que secundan este viernes su sexta jornada de paro. El sindicato de pilotos Sepla estudiará en su reunión plenaria del próximo martes la propuesta de sus compañeros, pero ya ha adelantado su disposición a colaborar con el resto de organizaciones convocantes.

Al CTA no le parecen suficientes las garantías de empleo acordadas con Iberia por los sindicatos mayoritarios de tierra, así como por varios de los TCP, ya que considera que cuando empiece a funcionar Iberia Express, el trabajo se irá a esta filial. Por tanto, apoyan un nuevo modelo de vuelos de corto y medio radio dentro de la compañía y rechazan la externalización del trabajo que supone la creación de la nueva compañía. En opinión de García, si Iberia, en lugar de crecer reduce su producción, los puestos de trabajo de todos los colectivos penderán de un hilo a partir del 2015.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios