Los sindicatos afirman que no están "en el ritmo de las urgencias" del Gobierno

  • Toxo cree que las cosas "hechas a destiempo" pueden empeorar la situación de partida y pide al PP que se pronuncie sobre los objetivos que persigue con la reforma laboral.

Los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, y CCOO, Ignacio Fernández Toxo, han coincidido en que siguen negociando con las organizaciones empresariales sobre la reforma laboral y han subrayado que ellos no están "en el ritmo de las urgencias en el que parece estar el Gobierno".

En una entrevista en Canal Sur TV, Fernández Toxo ha dicho que "no es cuestión de tiempo, sino de contenidos" y que "las cosas hechas a destiempo pueden empeorar la situación de partida, como ya ha ocurrido recientemente", además de subrayar que las centrales siguen "negociando con las organizaciones empresariales, como antes de las elecciones generales, porque los convenios siguen".

"El Gobierno es el que ha decidido que toca hacer una reforma laboral. Debería decir para qué, cuál es el objetivo y con qué medios", ha indicado Fernández Toxo, que ha añadido que han enviado al Gobierno una serie de propuestas y "la única reacción que tenemos por parte de la vicepresidenta es que son insuficientes, no sabemos en relación con qué".

En la misma entrevista,  Cándido Méndez ha subrayado que "no ha habido ningún contacto directo con el Gobierno en las últimas horas" y ha asegurado que, ya que el Ejecutivo "se ha impuesto un plazo a sí mismo en función de su calendario" por el que no se sienten "concernidos", lo lógico sería que abriera un proceso de diálogo con organizaciones empresariales y sindicales. "Yo no he hablado nunca de tiempo sino de voluntad, y nosotros tenemos toda la voluntad por alcanzar un acuerdo", ha insistido el secretario general de UGT.

Fernández Toxo ha explicado que, a su juicio, existe un sector del empresariado, el "menos dinámico" de la economía española, que "espera obtener mejoras competitivas que no es capaz de obtener por otra vía aprovechando la crisis como oportunidad" para encontrar un "atajo" que reduzca el coste del factor trabajo. En su opinión, el Gobierno "haría muy mal haciendo oídos a estas posiciones extremistas de sectores poco comprometidos con una evolución dinámica de la economía española", por lo que le ha pedido que "aprenda de lo que ha sucedido: ya ha habido una reforma laboral, hecha cuando había cuatro millones de parados, y ahora hay cinco".

"La mejor reforma laboral que podamos imaginar puede animar la creación de empleo si crece la economía, si no, puede tener hasta efectos contraproducentes", ha señalado Fernández Toxo, que ha indicado que España necesita dos reformas más urgentes: la fiscal y la del sistema financiero.

Méndez ha añadido que "se piensa que la reforma laboral es la bala de plata que va a acabar con el paro, y eso solo ocurre en las películas de licántropos", y ha advertido de que hay "determinaciones que se pretenden llevar hacia adelante con las que lo que se provoca es mayor degradación de la situación y mayor destrucción de empleo".

Los representantes sindicales han avanzado que no están "en la lógica de la convocatoria de una huelga general", pero han pedido al Gobierno que "ni se confíe ni actúe a impulsos de la agenda del Banco Central Europeo", ha dicho Fernández Toxo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios