Economía

Los sindicatos escenifican su ruptura total con el Gobierno

  • Carbonero y Pastrana afirman que "la paz social ha finalizado" con la reforma laboral

Comentarios 12

Los sindicatos CCOO y UGT escenificaron ayer en Madrid y frente al Banco de España su rechazo a los poderes económicos y políticos, a la patronal y a los mercados, a los que culpan de impulsar medidas que van en contra de los trabajadores y de los sectores más desfavorecidos de la sociedad. El trasfondo es la reforma laboral -fuertemente criticada- recién aprobada en el Senado y que el Congreso validará previsiblemente el 9 de septiembre.

Precisamente a ella se refirieron desde Sevilla los secretarios generales de CCOO-A, Francisco Carbonero, y UGT-A, Manuel Pastrana. El primero sostuvo que las razones para llevar a cabo la huelga general siguen aumentando y que "hoy hay muchas más que el día que se convocó", tras la aprobación de la reforma en el Senado y la posibilidad de introducir nuevas modificaciones en materias como las pensiones, una situación ante la que lamentó la "cobardía" del Gobierno para "meterse con los que más tienen, los empresarios y afrontar el fraude fiscal y la economía sumergida. Por otra parte, manifestó el "desconocimiento" existente en torno a la reforma anunciada de la intermediación laboral -donde colaborará desde ahora el sector privado-, "que es lo que pretenden los presidentes de la Junta, José Antonio Griñlán, y del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero".

Para Pastrana, "la paz social ha terminado" porque la reforma laboral supone "un jaque mate" a los derechos de los trabajadores. Los próximos meses, alertó, serán de "conflictividad social". "El Estado y la Junta han renunciado al papel que se espera de ellos", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios