Los sindicatos aceptan vincular los salarios a la evolución del PIB

  • Plantean que el alza de 2015 sea del 1,5% si el PIB crece más de un 2% o un 1% si el avance es inferior

CCOO y UGT están dispuestos a vincular la evolución de los salarios al PIB, como piden CEOE y Cepyme, y a aceptar aumentos inferiores al 2% hasta 2016, para conseguir cerrar con acuerdo el pacto de negociación colectiva 2015-2017.

En concreto, las centrales plantean a la patronal que la subida salarial sea del 1,5% para este año si el PIB a precios constantes sube más de un 2%. En caso de que lo haga por debajo de esa cifra, aceptarían un 1% de incremento.

Para 2016, contando con que la economía española evolucione mejor que durante este año, los sindicatos proponen subidas salariales de hasta el 2%. Para ambos ejercicios, reclaman cláusulas de garantía salarial, a la espera de que las últimas medidas del BCE den sus frutos y el IPC vuelva a rondar el 2% a finales de 2016. "No podemos jugar a la ruleta con el sueldo de los trabajadores. Tiene que haber cláusula de salvaguarda", defendió el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer.

Para 2017, los sindicatos dejan el porcentaje de subida salarial abierto, con una fórmula que tenga en cuenta cómo se comportó el PIB en 2016 y las previsiones oficiales para 2017. Con estos parámetros en mente, dejarían para los tres primeros meses de 2017 la negociación salarial para ese ejercicio.

Ferrer y su homólog de CCOO, Ramón Górriz, señalaron que por el momento no hay acuerdo con las organizaciones empresariales ni en la cuestión salarial ni en la ultraactividad de los convenios, ya que los sindicatos quieren establecer un principio vinculante según el cual un convenio suceda a otro.

"Tanto en el tema salarial como en la ultraactividad la situación es de estancamiento. La CEOE pretende en 2015 que el incremento salarial sea inferior al de 2014. No es posible en un periodo recesivo asumir una política salarial superior a la que se pretende en una recuperación económica. Con esa óptica es imposible el acuerdo", advirtió Ferrer.

El número dos de UGT señaló que "no se ponen fechas" y que seguirán negociando esta semana. En este sentido, el secretario de Acción Sindical de CCOO, Ramón Górriz, ha alertado de que, en caso de que el acuerdo no sea posible, "se iniciará una guerra de guerrillas en la negociación colectiva que sería imposible de atajar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios