El paro sube hasta cotas de 1997 y Andalucía lidera la escalada

  • La cifra de desempleados se eleva a 2,6 millones en septiembre · La región aporta tres de cada diez nuevos parados · El Gobierno admite que es un "mal" dato y advierte que octubre también será "duro"

Comentarios 1

Malos sin paliativos. Los datos del paro dados a conocer ayer por el Ministerio de Trabajo no dejan lugar a dudas: la crisis está provocando una devastadora sangría en el mercado laboral. Y es que ya van seis meses de subidas consecutivas y la cifra de septiembre no hace sino acelerar aún más la debacle. Así, fueron 95.367 las personas que se quedaron sin trabajo el mes pasado, un 3,7% más que en agosto y un 30,1% más que hace justo un año, con lo que el número total de desempleados se disparó hasta los 2,62 millones, el nivel más alto registrado en España desde mayo de 1997. Pero, por si esto fuera poco, la afiliación a la Seguridad Social también arrojó un vaso de agua fría sobre las perspectivas económicas. El número medio de afiliados bajó en 117.197 individuos, lo que supone la mayor caída en un mes de septiembre desde 2001. Y, en medio de este panorama, la guinda: Andalucía ostenta el dudoso honor de liderar el alza del paro a nivel nacional, con 27.522 desempleados más que en agosto (un 4,48%); es decir, tres de cada diez nuevas personas sin trabajo fueron andaluzas.

La crisis se está cebando con los currantes. La cifra de parados alcanzó en septiembre su nivel más alto en 11 años, sobrepasando por primera vez la barrera de los 2,6 millones y contrastando con el descenso de casi 11.000 personas en el mismo mes de 2007. Un balance que es aún peor si se hace sobre los 12 últimos meses: el paro se ha incrementado en 608.005 personas, nada menos que un 30,14%.

Esta vez la construcción ni siquera ha sido el sector que mayor deterioro ha experimentado (14.241 personas paradas más, un 3,32%), ya que con el fin de la temporada veraniega, el sector servicios generó 56.897 desempleados, un 3,89% más. Entre el colectivo sin empleo anterior el paro creció un 6,48%, en industria un 2,17%, y en agricultura un 2,47%.

En términos interanuales, sin embargo, sí fue la construcción la actividad donde más subió el paro, con un aumento del 85,6%, equivalente a 204.409 personas. Por su parte, en servicios se contabilizaron 296.702 parados más (+24,3%), en industria 59.369 (+22%), en agricultura 20.433 (+31,3%) y en el colectivo sin empleo anterior, 27.092 nuevos parados (+12,2%).

En el capítulo de la contratación, las cosas no evolucionaron de manera muy diferente. El número de personas contratadas en septiembre sufrió un descenso de 94.326 individuos con respecto al mismo mes de 2007, un 5,9% menos. Asimismo, del total, sólo el 11,6%, equivalente a 173.481 contratos, fueron indefinidos, con una caída del 9,7% en tasa interanual.

Y, para más inri, la desaceleración económica también se ha notado en el capítulo de las afiliaciones. El número medio de afiliados a la Seguridad Social bajó en septiembre en 117.197 personas, hasta los 19 millones de trabajadores, lo que supuso la mayor caída en la serie histórica desde 2001. El comercio, la construcción y la hostelería encabezaron el descenso, que afectó sobre todo a la población extranjera. En el último año, el recorte fue del 1,4%.

Por comunidades, Andalucía tuvo el más que cuestionable honor de encabezar el ranking de nuevos parados, aportando el 28,8% del total -es decir, 27.522 parados-, hasta los 641.433, la cota más alta desde noviembre de 1996. Aunque el desempleo subió en las 17 regiones españolas más Melilla (sólo cayó en Ceuta), en términos absolutos, Andalucía lideró la clasificación tanto en tasa mensual como interanual, con 27.522 (un 4,48% más que en agosto) y 142.687 personas más (un 28,6% más que en septiembre de 2007) inscritas en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo, seguida de Cataluña, con 12.133 y 95.981 desempleados, respectivamente. Por provincias, sólo descendió en dos, Ciudad Real (1.134 parados menos) y Ceuta (918), y aumentó en el resto, encabezadas por Madrid (+9.738) y, tristemente, por una provincia andaluza como Cádiz (+8.017).

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, señaló que la subida del paro es "un dato malo", pero aseguró que el Gobierno está adoptando medidas y situó el inicio de la recuperación económica en el segundo semestre de 2009. De la Vega transmitió a los ciudadanos un mensaje de tranquilidad y añadió que el Ejecutivo está adoptando medidas para aumentar la protección social.

También el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, se refirió a la preocupación del Gobierno ante los datos, y afirmó que septiembre y octubre serán "especialmente duros", porque vencerán muchos de los contratos temporales y la construcción seguirá destruyendo empleos, aunque confió en que a finales de 2009 el paro deje de crecer y se registren tasas de afiliación positivas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios