Los trabajadores de Sadiel se posicionan en contra de la huelga

  • La mayoría se opone, según un sondeo del propio comité · Los empleados deciden hoy en asamblea si se convocan protestas

Comentarios 42

La mayoría de los trabajadores de Sadiel no apoya la huelga indefinida convocada por el comité de empresa a partir del 25 de enero. Al menos esto es lo que se desprende de un sondeo realizado por los propios representantes sindicales el pasado lunes entre 569 empleados, que representan aproximadamente la mitad de la plantilla. Según el resultado de la votación, 377 han votado no a la huelga, 184 que sí y ocho han sido nulos.

El resultado de la encuesta, confirmado en diversas fuentes por este periódico, ha sido negado por un representante de la sección mayoritaria del comité, cuya candidatura fue en principio avalada por CCOO y después rechazada por este sindicato. La fuente de la parte mayoritaria no precisó el resultado de la votación y se limitó a señalar que la razón del sondeo fue saber la opinión de los que tenían dudas sobre si secundar o no el paro.

Otra fuente del comité señala que este sondeo se produjo tras la alerta de la sección minoritaria (UGT) de que un modelo de huelga indefinida como el propuesto no iba a ser secundado por la mayoría de la plantilla, y eso conduciría al debilitamiento de la representación de los trabajadores frente a la empresa, con la que está negociando ahora el convenio colectivo. A pesar del resultado adverso del lunes, la mayoría del comité seguía ayer en su idea de que hoy se vote en asamblea la convocatoria de huelga a partir del día 25. El paro indefinido ya fue aprobado el15 de diciembre en otra asamblea, pero curiosamente el número de votantes fue menor que en el sondeo. Según la versión mayoritaria del comité, hubo 200 a favor, 13 en contra y 15 abstenciones. La asamblea, a diferencia del sondeo, tiene carácter vinculante y será la que decida hoy si se secunda el paro. Desde UGT se ha propuesto que la votación sea secreta y diferida, al menos hasta el jueves, para que sea lo más representativa posible. UGT está de acuerdo con los motivos de la huelga, pero propone un modelo más suave, de dos paros al mes, como medida de presión.

Los motivos del paro, se afirma desde el comité, son la pérdida de poder adquisitivo en los dos últimos años, la eliminación de la paga extra a final de año, la supresión del horario intensivo de verano y la anulación de beneficios sociales. Fuentes cercanas a la empresa señalan que lo que ésta está haciendo es pagar menos remuneración variable ante el descenso de contratos y aplicar el convenio del sector mientras se negocia el propio, que sería el primero de Sadiel en su historia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios