La tripulación de cabina se une a la huelga mientras el Sepla se acerca a Iberia

  • Los pilotos ofrecen no convocar más protestas si se retoman las negociaciones · Los tripulantes decidirán sus paros el día 20

Los representantes sindicales de los tripulantes de cabina (TCP) han decidido convocar huelgas en Iberia tras reunirse con la aerolínea y considerar que ésta no ha atendido la propuesta presentada el pasado lunes para crear una "mesa de negociación al más alto nivel para acordar y dotar de futuro a los trabajadores". Los sindicatos piden que se prorrogue la garantía de empleo hasta 2015 y que Iberia Express, la nueva compañía de bajo coste, no suponga la puesta en peligro de sus empleos.

Aún no hay fechas previstas para la huelga, dado que la decisión se tomará en la reunión ordinaria del próximo 20 de enero entre el Comité Intercentros de Tierra y el Comité de Vuelo, integrado por 32 miembros, concretamente 10 representantes del Sepla y 22 tripulantes de cabina repartidos entre UGT, CCOO, Sitcpla, CTA y Stavla.

Los TCP anunciaron que habían enviado una carta al consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez-Lozano, y que si no contestaba a la misiva se verían abocados a convocar los paros, a pesar de que el colectivo de TCP decidió el pasado 5 de diciembre no secundar las convocatorias de huelga de los pilotos contra la creación de Iberia Express.

Por su parte, el jefe de la sección sindical de pilotos del Sepla-Iberia, Justo Peral, afirmó que no convocarán nuevos paros si la dirección de Iberia acepta la invitación para reunirse hoy con el sindicato y retomar las negociaciones del VIII Convenio Colectivo de pilotos "en el punto en que se abandonaron" y cumpliendo "los acuerdos de fusión y lo firmado". Iberia se congratuló por el anuncio y afirmó "confiar en que esta decisión sea real y no una táctica para recrudecer más adelante el conflicto", aunque insistió en que el cierre de Iberia Express "no es negociable".

Según Peral, la intención de los pilotos es buscar conjuntamente el crecimiento eficiente y sólido de Iberia en la fusión con British Airways, aunque advirtió que mañana se volverá a reunir el Sepla para tratar la convocatoria de nuevos días de huelga en función de la "actitud que haya tenido la empresa".

En cuanto a la cuarta jornada de huelga, que se desarrolló ayer, Peral destacó que evolucionó con normalidad. El balance fue de 106 vuelos cancelados ayer y 109 el lunes, con 23.000 pasajeros afectados. Fernando de Miguel, director de Iberia en Madrid-Barajas, agradeció el apoyo prestado por otras aerolíneas y por el personal de tierra de Iberia para recolocar a la casi totalidad de los viajeros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios