El turismo español crecerá el doble de lo previsto por las crisis en Túnez y Egipto

  • Exceltur revisa al alza sus previsiones hasta un 2,2% para 2011 tras un repunte del 2,4% durante el primer trimestre · El sector podría triplicar la estimación de tasa de crecimiento del PIB nacional del Banco de España

Comentarios 2

El optimismo cunde en el sector turístico español. La actividad crecerá un 2,2% en 2011 frente al 1% previsto en enero, según las estimaciones de la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur), que revisa así al alza sus previsiones anteriores y, que de cumplirse, supondrá que el sector triplique la previsión de tasa de crecimiento del PIB nacional fijada por el Banco de España (0,8%).

Esto tiene su explicación en la buena evolución durante el primer trimestre del ejercicio. El turismo registró el mayor impulso de todos los sectores económicos en España con un notable repunte del 2,4 % del PIB turístico en los tres primeros meses del año debido a la desviación de la demanda extranjera de Egipto y Túnez.

Este incremento supera en un 50 % al del 1,7 % con que cerró el último trimestre del año pasado, explicó ayer en rueda de prensa el presidente de Exceltur y vicepresidente de Sol Meliá, Sebastián Escarrer. La desviación de turistas a España en verano se acentuará, dado que, por ejemplo, las previsiones de ocupación hotelera en Egipto para dicho periodo no superan el 40% (actualmente se sitúa en tan sólo un 20%), agregó el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda.

Escarrer hizo hincapié en que el súbito crecimiento de actividad no es atribuible a claras mejoras competitivas sostenibles y de carácter estructural, sino que son coyunturales, aunque "pueden durar aún un tiempo", según evolucionen los problemas de Túnez y Egipto y las economías de Alemania y Reino Unido.

El tirón de la demanda extranjera ha beneficiado casi en exclusiva a Canarias, que concentró un 89% del incremento registrado en la afluencia de turistas, mientras que los destinos vacacionales de la península como Andalucía y Baleares han notado mejoría, aunque de forma leve.

En cambio, la demanda española, que representa el 50% de la actividad, se ha contraído sustancialmente por el deterioro de su renta y niveles de confianza.

En cuando a la Semana Santa, el 72% de las empresarios turísticos prevé incrementar sus ventas en este periodo vacacional, mientras que un 65,3% de los mismos confía en que se traduzca en beneficios en su cuenta de resultados. Según Exceltur, se espera una mejor Semana Santa que la anterior por una mayor demanda por viajes de proximidad a las costas y cruceros.

Los mercados emisores con mayores crecimientos en España han sido los nórdicos, así como Francia, por su vinculación con Túnez y, en menor medida, Italia.

El perfil, principalmente de paquete turístico, ha permitido incrementar la estancia media vacacional en España en el inicio del 2011, pero no los precios, porque se han adaptado en gran parte a las tarifas de esos países del norte de África, inferiores a las españolas.

Por tanto, los ingresos por turismo extranjero se han incrementado un 6,2% en enero, según el Banco de España, pero el gasto medio diario ha caído un 3,1%, recordó Zoreda.

Por su parte, mercados clave para España como el británico y el alemán muestran síntomas de mejoría más en términos de pernoctaciones y no tanto de llegada de turistas, tras las fuertes caídas experimentadas durante la crisis.

Pese a la mejora de la demanda foránea, las empresas turísticas tienen dificultades para trasladarla al mismo ritmo a sus resultados por la congelación de los precios y el fuerte aumento de los costes laborales, energéticos, de materias primas y financieros.

El balance empresarial ha sido muy dispar entre las empresas de los diferentes subsectores turísticos, con aumentos de las ventas de los hoteles de costa, de los grandes grupos de agencias de viaje o las entidades relacionadas con el ocio, salvo las estaciones de esquí.

Por otra parte, el presidente de Exceltur solicitó hoy al Gobierno la convocatoria de una cumbre con los responsables políticos y empresariales de los destinos de sol y playa para abordar "de forma urgente y real" su remodelación. Escarrer recordó que estos destinos representan el 70% del total de la oferta española y su remodelación supondría una oportunidad no sólo para el turismo, sino también para la construcción, que tanto ha sufrido la crisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios