El turismo termal se reinventa a pesar de la crisis

  • Con el malagueño Hotel Villa Padierna de Carratraca se trata de recuperar una joya de la historia, adaptándola a las nuevas tecnologías y necesidades del turismo de salud

Comentarios 1

El Villa Padierna Thermas de Carratraca, ubicado en el restaurado Hostal del Príncipe de la localidad malagueña y que supone el primer hotel de cinco estrellas del interior de la provincia, cumple su primer año abierto al público con "dificultades", debido a la situación económica y al largo recorrido que debe tener este tipo de establecimientos para funcionar de un modo aceptable.

El presidente de R&A Capital, propietaria del establecimiento, Ricardo Arranz, reconoció que está funcionando en su primer año con "muchísimas dificultades", ya que "un producto como un hotel medical spa necesita mucho tiempo para poder tener una ocupación media buena".

En este sentido, manifestó que el hotel, que gestiona Ritz-Cartlon, una de las marcas de Marriott International Inc -el mayor operador hotelero estadounidense- y comenzó a recibir viajeros en noviembre del pasado año, "no puede entrar directamente a los touroperadores".

Boca a boca

Se trata de un producto "que se tiene que mover más a través del boca a boca que mediante grandes grupos de operación", reconoció Arranz, por lo que indicó que están en contacto con otros hoteles médicos "para que podamos captar clientela y aportarnos también experiencia". Hizo, asimismo, hincapié en que "todo el mundo que lo visita está encantado, el cliente que se aloja vuelve al hotel", al tiempo que manifestó que "poco a poco se están captando viajeros de otros establecimientos".

dificultades

Admitió, sin embargo, que los resultados del hotel en este primer ejercicio son "algo preocupantes, y más en una situación económica como la actual, pero es parte de este tipo de negocios, porque nunca se puede abrir un hotel con todo lleno".

El presidente de R&A Capital destacó en este sentido que, en el caso del Villa Padierna de Marbella, "atravesó una situación similar, ya que también sus primeros años de funcionamiento fueron muy difíciles".

un poco de historia

El Villa Padierna Thermas de Carratraca tiene, asimismo, un gran pasado de ilustre abolengo. En el siglo XVIII se encontraron bañeras en la vertiente del manantial, sepulcros, restos de cerámicas y vestigios de una muralla, que demuestran que el lugar estuvo habitado durante el periodo de la dominación romana.

Por su parte, el balneario dentro de las termas se creó a mediados del siglo XIX, cuando pertenecieron al Conde de Teba, padre de la emperatriz Eugenia de Montijo; mientras que el Príncipe de Asturias Fernando VII de Borbón mandó construir un pequeño hotel donde alojarse en sus visitas al balneario.

En el Hostal del Príncipe se alojaron a lo largo del siglo XIX personalidades como el poeta inglés Lord Byron, el escritor alemán Rainer Maria Rilke, el político e historiador malagueño Antonio Cánovas del Castillo, el pintor cordobés Julio Romero de Torres y, a principios del XX, el poeta sevillano Vicente Aleixandre.

Asimismo, las propiedades de las aguas, así como el servicio prestado en el interior del balneario, han llevado al establecimiento a conseguir varios premios en Málaga, Madrid, Barcelona y la medalla de oro en París en el año 1878.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios