Cinta burguillos. hermana mayor del rocío de huelva

"El charco va a ser un momento en el que me voy a derrumbar plenamente"

  • Señala que el de este año será el camino "más especial de su vida" y que le dará las gracias a la Virgen por lo que le ha concedido a su familia, a su reunión y a ella misma

La hermana mayor del Rocío de Huelva, Cinta Burguillos, posa ante el Simpecado de la filial onubense. La hermana mayor del Rocío de Huelva, Cinta Burguillos, posa ante el Simpecado de la filial onubense.

La hermana mayor del Rocío de Huelva, Cinta Burguillos, posa ante el Simpecado de la filial onubense. / fotos: Álex fernández

Será un camino diferente y especial el que viva desde hoy la hermana mayor del Rocío de Huelva, Cinta Burguillos. Tras los ajetreados días de trabajo para que todo esté a la perfección, Burguillos espera que todo fluya como tiene que ir. La hermana mayor asegura que lo que está viviendo durante este año supera "con creces" lo que había soñado.

-Semana grande para Huelva. Semana de Rocío, ¿cómo vive esta semana?

-Esta semana la estamos viviendo bastante intensa. Estos últimos días preparando, organizando, terminando de dejar todo listo para que todo salga como tenemos soñado.

-Han sido muchos meses cargados de momentos, ¿con qué se queda de todos los actos?

-Hasta ahora mismo hemos tenido un año, la verdad, inolvidable, cargado de momentos de emociones y de días maravillosos. Pero hasta el momento me quedo con la peregrinación oficial de Huelva.

-Tras la misa de la peregrinación se la vio muy emocionada cuando se abrazó con el presidente de la hermandad, ¿qué se le pasó por la cabeza en el altar en esos momentos?

-Creo que como cualquier hermano mayor durante el año, evidentemente vas viviendo cosas, te vas situando en todos los actos que conlleva el año, pero hay un momento en el que realmente ni te lo crees. No te crees todavía que eso haya sido posible, que sea yo, verte en esos momentos y disfrutarlos de esa manera. Evidentemente, cuando terminamos de rezar la Salve y le grité a la Virgen esos ¡vivas! que me salieron del alma, lo que pensé era eso, que realmente estaba sucediendo y no era un sueño.

-¿Qué ha conocido de la hermandad que antes no sabía? ¿qué cosas nuevas está viviendo?

-A nivel interno de la hermandad, nunca he pertenecido a ninguna junta de gobierno, por lo tanto he conocido algunos sectores dentro en cuanto a organización. Y ahora en tema de romería, todo lo del Plan Romero, organización, caminos, infraestructuras... Eso es algo que un hermano que organiza su Rocío con su reunión un año normal y corriente, no se preocupa de esas cosas ni realmente sabe cómo funcionan. Pero realmente esto lleva un trabajazo detrás impresionante, por el cual desde aquí doy las gracias a todos los que hacen posible que las hermandades caminen y vayan con la máxima seguridad.

-¿Va a ser su camino más especial?

-Claro, creo que sí. De todos modos eso es algo que cuando lo viva y transcurra el día podré contarlo de primera mano pero por supuesto que sí, que será el más especial de mi vida.

-¿Qué momentos espera con más emoción del camino hacia la aldea?

-Durante el camino habrá muchos momentos bonitos porque durante el caminar se viven momentos muy emocionantes y de muchos sentimientos, pero el charco lo espero con mucha ansia porque creo que va a ser un momento en el que me voy a derrumbar plenamente.

-Miles de peregrinos acompañan al Simpecado de Huelva. Este año han hecho especial hincapié en el tema de la inscripción de los peregrinos de a pie ¿cómo ha sido el proceso? ¿la gente es consciente?

-La reacción ha sido bastante buena. La gente ha respondido bien.

-¿Cuáles son las peticiones de Huelva al Plan Romero?

-Eso realmente es algo más interno. Es el presidente de la hermandad quien se encarga junto con la junta de gobierno de los cambios y demás. Por mi parte, lo que estoy recibiendo por parte de ellos es mucho apoyo. Ahí tampoco es que intervenga. Lo único que les pido es la seguridad y que todo fluya como tiene que ir.

-¿Qué le va a pedir a la Virgen cuando la vea?

-Lo primero que le pido todos los días cuando me levanto por la mañana es que nos proteja como hasta ahora está haciendo y que todos podamos disfrutar de la romería que tenemos soñada, que lleguemos todos a la aldea igual que salimos de Huelva, que no haya ningún accidente ni imprevisto que pueda dejarnos un mal sabor de boca en el caminar. Pedir, le pedimos mucho pero en este caso más que pedirle le voy a dar las gracias por lo que nos ha concedido a mi familia, a mi reunión y a mí este año.

-Imagino que antes de ser hermana mayor soñó en algún momento cómo serían todos estos meses, ¿ha sido igual que lo soñó o ha sido mejor?

-Se ha superado con creces. A pesar de hablar con hermanos mayores y cada uno contarte su experiencia... Evidentemente cada uno tiene una vivencia, un sitio diferente y cada uno cuenta lo que ha vivido. Sí que es verdad que como rociera he vivido muchos momentos de sentimiento con mi hermandad y con mi Simpecado y le he dedicado muchos rezos y muchos cantes, pero lo que hoy por hoy se está viviendo, durante este año, supera con creces lo que tenía pensado, por supuesto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios