Bacares recuerda su historia

l Bacares es durante este fin de semana un lugar de reencuentros y convivencia entre los ciudadanos que viven en el municipio y aquellos que un día, tras cesar la actividad minera, tuvieron que emigrar a Cataluña en busca de un futuro mejor. Lágrimas de alegría y el corazón encogido al volver a pisar la tierra que les vio crecer, era el sentimiento generalizado de un centenar de bacareños afincados en Cataluña que viajaron durante toda la noche para poder pasar dos días inolvidables entre los suyos. La gastronomía hizo las delicias de los visitantes que pudieron disfrutar de un tradicional desayuno con roscos fritos con azúcar, bizcocho y torta de chicharrones con un café . Sobre las doce del mediodía, para abrir boca, las parrillas se llenaron de chorizos y morcillas. El olor a leña quemada y a un amplio abanico de sabores comenzó a perfumar la plaza y a despertar el hambre. Los romeros se agolpaban en fila porque no querían perderse el arte con que los cocineros movían una gran paella para 700 personas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios