"Los Beatles de Liverpool nos hicieron propaganda"

-¿Qué le parece el Carnaval de Cádiz de este año?

-El Carnaval siempre es más o menos igual. Depende de los autores, porque hay años en los que algunos están muy bien, y otros van con el pie torcido.

-¿Cómo ve a las comparsas de hoy?

-Como siempre. En el Carnaval queda la reseña de las cosas que pasan cada año. Quizá ahora son más espectaculares. También han mejorado las voces.

-¿Cantan mejor?

-Hoy se canta mejor, pero no es sólo por las voces, sino porque se ensaya mucho más tiempo y se consigue mejor afinación.

-¿Hay más diferencias con las agrupaciones de otros tiempos?

-No puede haber muchas diferencias. Sí es verdad que el público va cambiando y los repertorios se adaptan a cada época. Una de las diferencias que noto es que dicen menos palabrotas que hace unos años.

-¿Había menos rivalidad en el Carnaval cuando usted empezó?

-Salían menos agrupaciones con posibilidades de ganar premios. No es que hubiera menos rivalidad, sino que los premios estaban más concentrados. Entonces también se lo tomaban a pecho y se porfiaba mucho en los bares por los premios que habían dado.

-Pero Enrique Villegas era amigo de Paco Alba, su mayor rival…

-Sí, éramos amigos. Vivíamos cerca, nos conocíamos.

-¿Cómo lo recuerda?

-Paco es santo y seña del Carnaval actual. A principios de los años 60, cuando escribíamos él y yo, el Carnaval era la gran fiesta de Cádiz y el concurso se vivía como algo muy especial. Nos tocó competir, incluso compartimos algunos premios. Paco será irrepetible.

-¿Paco Alba ha sido el mejor autor de Carnaval?

-Para mi gusto, sí.

-Sin embargo, la agrupación más popular de aquellos años fue Los Beatles de Cádiz, de Enrique Villegas.

-Es curioso porque en Cádiz quedamos segundos, cuando se llamaban Los escarabajos trillizos. Sin embargo, fuera tuvimos un éxito increíble. Fue la primera agrupación que salió a cantar fuera de Cádiz y estuvimos de gira por España y América desde 1965 a 1973, aunque el tipo de Los Beatles lo usamos durante 10 años.

-¿Fue el primer intento de exportar el Carnaval fuera de Cádiz?

-Si fue o no fue el primer intento, no soy quién para decirlo. Yo no lo busqué.

-La historia de Los Beatles de Cádiz es sorprendente.

-Sí, porque nos contrataron para actuar 10 días en Madrid y estuvimos seis meses seguidos.

-¿Cómo ocurrió?

-El dueño de la Venta de Vargas me dijo que Manolo Caracol, que era amigo suyo, quería hablar conmigo para contratarnos 10 días en Madrid, en su tablao flamenco Los Canasteros. Hablé con Manolo Caracol y tuvimos un éxito tan grande que Los Beatles de Cádiz estuvieron allí seis meses.

-Como si fueran artistas profesionales…

-Nos daban 10.000 pesetas diarias de las de entonces. Nos alojábamos en una buena pensión. A veces nos cedían para actuar en salas de fiestas de Madrid, como la de Pavillón, en el Retiro. A los seis meses, Manolo Caracol nos dijo que no quería condicionarnos, que siguiéramos nuestro camino y que volviéramos alguna vez al tablao. Así lo hicimos.

-Ahí comenzó la gira.

-Sí. Viajamos por España y por América. Cuando estuvimos en Puerto Rico, nos llamaron para cantar en Nueva York, pero me habían dicho que no firmara nada en Estados Unidos sin tener el billete de vuelta. La gira duró seis años, en los que estuvimos dedicados de lleno a eso. Después seguimos otros dos años. Podíamos haber estado más tiempo, pero lo dejamos.

-¿A qué atribuye el éxito que tuvieron?

-No lo puedo saber. No ha salido ninguna agrupación de Carnaval que haya estado ocho años dando vueltas por ahí, como Los Beatles de Cádiz. Nos ayudaron los Beatles de Liverpool, que nos hacían propaganda… Como cantaban en aquellos años, eso nos beneficiaba.

-¿Ganaron mucho dinero?

-Teníamos un caché como el de Lola Flores. Pero el suyo era para ella sola y el nuestro se repartía entre trece partes. Tocaba una para cada componente y dos para mí como autor.

-Entre las demás agrupaciones de Enrique Villegas, ¿a cuáles destacaría?

-Tengo mucho cariño a las dos con las que quedé primero al principio de mi carrera, que fueron Los gitanos errantes y Los dandys negros. Pero hay muchas.

-¿Y de su segunda época qué nos destaca?

-Podría decir tantas… Desde La sal de mi tierra, Hombres del campo, Quince piedras, Braceros del pueblo, o La Señora, que la escribí con mi hijo Paco.

-¿Qué comparsas recuerda de otros autores?

-Todas las de Paco Alba. Me han gustado varias de Antonio Martín, también de Pedro Romero… Y que me perdonen algunos, porque ya tengo mala memoria y se me olvidan los nombres.

-En la comparsa hay un debate sobre el estilo de los jóvenes y el de los autores más veteranos.

-No es la primera vez que se dice eso. Sea joven, o sea viejo, lo importante es que un autor sea bueno. A veces los jóvenes han cambiado la forma de entender el Carnaval, como pasó con Paco Alba en su momento. Consiguió una evolución que dio origen a la comparsa.

-La alcaldesa de Cádiz dijo que las dos primeras estrellas en el paseo de la fama del Carnaval serían para El Tío de la Tiza y Villegas…

-No me preocupan esas cosas. Me siento reconocido porque la gente de Cádiz me tiene mucho afecto. Por supuesto, que agradezco ese detalle, y más al decirlo la alcaldesa.

-¿Enrique Villegas se atrevería a escribir una comparsa con casi 90 años?

-Me gustaría escribir mi penúltima comparsa. Pero no es tan fácil, porque necesitaría un grupo que la cante bien, que tuviera buenas voces, gente de confianza. Ningún autor ha triunfado nunca, ni puede triunfar, sin tener un grupo bueno.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios