"Rafa Nadal es perfecto para los niños, lo pintan como un dibujo animado"

-Un jerezano en Mónaco. Qué distinto todo.

-Llevo aquí desde el 96 y estoy acostumbrado. Esto es pequeñito, más recogido.

-¿Le sorprende Andalucía cuando vuelve?

-Bueno, el humo en los bares, los horarios... sí, Europa es muy distinta a Andalucía.

-¿Echa de menos su tierra?

-Echo de menos tener un fin de semana normal, pero si tuviera fines de semana normales echaría de menos estar todo el día viajando. Hay que contentarse con lo que uno tiene. La vida en Andalucía es dura con tanto comer y beber y el calor tan grande en verano.

-En Mónaco, con tanto rico, lo mismo no se habla de la crisis.

-¿Que no se habla? No se habla de otra cosa. Aquí hay cientos de bancos y sólo hay que mirar la cara de los banqueros para ver que estamos en crisis.

-Ha trabajado en el automovilismo y en el tenis. ¿Son muy distintos los divos de la F-1 a los de la ATP?

-El mundo del tenis es más humano, mucho más familiar. Son muy pocos pilotos y muchos jugadores de tenis. La ATP, en la que se juega cada semana, es un microuniverso en el que está representado todo el mundo con sus costumbres. Los suecos siempre serán los primeros en llegar a desayunar y los españoles, los últimos.

-Alonso tiene fama de antipático y Nadal, de simpático. ¿Cuánto hay de estrategia de comunicación?

-Prácticamente nada. Cada uno es como es y un asesor de comunicación debe potenciar lo bueno y evitar que se cometan resbalones. En ese sentido, Nadal no pega resbalones.

-Nadal tendrá puntos débiles. ¿Cuáles son?

-Por supuesto, es humano. Pero precisamente no es mi trabajo descubrir sus puntos débiles, que son pocos.

-Parece el chico perfecto.

-Para los niños es perfecto. Una niña tras conocerlo dijo "anda, si es una persona de verdad". Los niños lo pintan como un dibujo animado.

-Nadal dijo en una entrevista que su trabajo es un poco tonto, consiste en pasar una pelota por encima de una red.

-No me extraña. Rafa tiene muy buenas influencias de su familia , sobre todo de su tío Miguel Ángel, que fue una estrella del fútbol. El le ha inculcado que destacar en un juego no te hace especial ni mejor que nadie. Nadal es humilde y, sobre todo, una persona muy bien educada.

-Así lo parece, incluso cuando pierde, como cuando fue elimando por Murray en el US Open. ¿Qué dijo?

-Qué iba a decir, que Murray

lo mereció. El sabe mejor que nadie que no siempre se gana y más cuando uno se encuentra agotado mentalmente.

-Es que el calendario deja a cualquiera sin fuelle.

-Esto es una locura. Cuando hace doce años entré en el mundo del tenis ya se lo escuchaba decir a Sampras. Hay muchos intereses en juego. También es verdad que nadie te obliga a jugar. Es lo que hay. La temporada es larga y unos lo aguantan mejor que otros.

-¿Está en la ATP el jugador que le arrebatará el número uno a Nadal?

-Llegar a número uno es complicado, nadie se puede figurar cuánto, pero igual de complicado es mantenerse. Depende de muchas cosas, entre ellas la suerte.

-Y cuando deje de estar en la cima, ¿cómo lo llevará?

-Rafa es una persona muy madura para su edad. Sabe perfectamente que el éxito no es eterno. Ya le digo, tiene a su tío que le ha explicado cómo funcionan las cosas.

-¿Va a enseñarle Jerez algún día a Nadal?

-Quiero que juegue en Jerez. Estuvo cerca un partido con Federer, pero con el lío político de Jerez se truncó. Volveré a intentarlo porque Rafa tiene ganas, le apetece.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios