Un deporte de alto riesgo

lUn joven rondeño, de 20 años de edad, tuvo que ser rescatado ayer por efectivos de Bomberos cuando quedó atrapado en el tejado de un edificio de cuatro plantas. Hasta ese punto llegó a parar justo cuando estaba practicando parapente. Al parecer, según las explicaciones dadas, perdió el control del dispositivo, sin posibilidad alguna de esquivar el inmueble. Los Bomberos, mediante un autoescala, pudieron acudir a su rescate. El joven sólo sufría contusiones leves.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios