Miguel Ángel Sainz. Director de comunicación de la spanish business council qatar

"Los empresarios andaluces deberían estar en Qatar; ellos lo compran todo"

-¿Es Qatar la Suiza de Oriente Próximo?

-Es un país, por lo menos a nivel interno, absolutamente seguro con un ambiente amable y en el que se respira tranquilidad y normalidad. A nivel internacional, es el principal aliado de EEUU en la zona y su principal base. Es aliado de occidente en muchos temas, por lo que no se vive allí un estado de tensión.

-Una sociedad que se presume tan pacífica, tolerante y amante de los valores positivos del islam, ¿cómo recibe las noticias de los atentados yihadistas?

-El Gobierno qatarí, su postura oficial, es de repulsa. Ellos están en contra de este tipo de acciones. No sé si habrá algún radical allí, pero lo dudo.

-Pacifistas y con la renta per capita más alta del mundo. ¿Son la pobreza y la ignorancia entonces el caldo de cultivo de estos movimientos?

-Es posible. Los qataríes no se plantean nada de eso. No tienen problemas económicos y viven con sus valores, el islam como religión y con la familia, a la que aman, como centro de todo. Valoran a los niños y tienen muchos: el emir actual tiene 23 hermanos. Hasta se pueden divorciar, incluso la mujer, ya es otra cosa cómo te van a mirar. La tendencia es monógama. Suelen viajar mucho, sobre todo a Europa. En fin, otro mundo.

-Lleva dos años y medio en el país y dirige el departamento de comunicación de la Spanish Business Council Qatar (Asociación de Empresarios Españoles en Qatar). ¿En qué sectores hay oportunidades de hacer negocio?

-Prácticamente en todos. Ellos sólo producen petróleo y gas y con eso compran lo demás. Aunque el sector de la construcción y del turismo son los que más demanda tienen. Para el Mundial de fútbol de 2022 se van a a construir 70 hoteles de cinco estrellas. Qatar es un país pequeño -tiene la extensión de Murcia unos 50 kilómetros de ancho por 150 de largo- que está viviendo una gran transformación.

-El fútbol, deporte rey y elemento de conexión con el mundo occidental...

-Por supuesto. Siguen nuestra liga y tienen un gran conocimiento de ella. Cuando hay clásico, el país se paraliza. Están divididos entre seguidores del Barça y del Madrid.

-¿Está jugando bien Qatar esa carta del deporte para mostrarse positivamente al mundo? Han muerto más de 1.000 personas en la construcción de las infraestructuras de ese Mundial...

-Desde fuera se están haciendo críticas y el Gobierno qatarí ha expresado su voluntad de solventar los problemas que se hayan podido dar. Yo creo que en breve veremos cambios a mejor en ese sentido.

-Sigamos hablando de oportunidades, ¿también las hay para las mujeres?

-Las mujeres qataríes pueden conducir y hasta divorciarse. Conozco a muchas sevillanas arquitectas que no tienen ningún problema por tratarse de un país árabe. Féminas que dirigen obras. Para quienes están buscando trabajo hay mucha demanda de técnicos, arquitectos, ingenieros y en el sector turístico. Es fundamental saber inglés. La oficina comercial de la embajada de España puede ser útil para entablar contactos.

-¿Es cierto que piensan que España es el país europeo más cercano al mundo árabe?

-Y algo más. Desde pequeños estudian el Corán y la historia del mundo árabe, donde Al Ándalus fue una parte brillantísima e importantísima. Cuando te entrevistas con ellos y les dices que eres andaluz, se les cambia el gesto. La química entre ellos y nosotros se produce al instante.

-Deberían las empresas andaluzas aprovechar eso para moverse, ¿no cree?

-Exactamente, para estar más presente. Muchos qataríes viajan a España. Incluso miembros importantes de la familia real visitan Andalucía como es bien sabido, aunque intentan venir de incógnito. A Sevilla sin ir más lejos. Les encanta. Y Córdoba y Marbella. Es curioso, te dicen que con diferencia los españoles son los más agradables y simpáticos de toda Europa. Los empresarios andaluces deberían estar allí. Ellos lo compran todo. Si otras regiones de España disfrutaran de esa simpatía que sienten hacia Andalucía, ya estarían allí desde hace muchísimo tiempo. Echo en falta que fuéramos capaces de aprovechar eso, esa simpatía y esa cercanía que ellos sienten hacia nosotros.

-Qatar... ¿Para vivir, para ir de vacaciones o para buscarse un futuro?

-Desde luego un país de futuro sí que lo es. Hay muchísimas posibilidades con todo lo que tiene que ver con el mundial de fútbol y luego hay un plan estratégico hasta 2030. Es un país de oportunidades para hacer negocio, para trabajar allí y para exportar desde aquí mucho.

-¿A qué no se ha acostumbrado aún?

-Es importante tener capacidad de adaptación. El hándicap fundamental es el clima. De mayo a octubre las temperaturas superan los 50 grados, se vive en burbujas de aire acondicionado. No se puede caminar por la calle. Tienes que tener coche. De hecho no tienen termos en casa, sino coolers, aparatos que sirven para enfriar el agua y no ducharte con el agua hirviendo.

-¿Se tuitea en Qatar?

-Hay Twitter en Qatar, hay WhatsApp en Qatar. Es una sociedad que en algunos aspectos está 300 años atrás, pero, con total normalidad, eso lo compagina con la última tecnología existente. Lo último de lo último. Te los ves enganchados a los mejores teléfonos y tabletas.

-¿Convivencia multicultural o la intercultural?

-Los qataríes son pacíficos y amables. En el país viven unos 250.000 autóctonos y 1.700.000 extranjeros. Ellos viven su cultura árabe y los demás, cada uno la suya. Obviamente, ellos son los dueños del país y hay preceptos con los que cumplir por respeto. Pero lo fundamental es que se vive en un ambiente de tolerancia por parte de todos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios