amancio prada. cantante

"Hay mucho fútbol; pan y circo, más circo que pan"

-A García Lorca le fascinaba Rosalía de Castro y Cernuda murió leyendo a Emilia Pardo Bazán. ¿Le gustan las gallegas a los poetas andaluces?

-Yo creo que Cernuda también se interesó por Rosalía, una poeta inmensa, una adelantada a su tiempo, como se ve con Las orillas del Sar.

-En sus canciones hay trasvase de ríos: el Turia, el Júcar y un ahogado en el Sil. Recuerda a la chica ahogada de El Jarama...

-También tengo en la memoria a Ofelia, esa doncella hermosísima flotando en las aguas.

-Unió en un disco a García Lorca, García Calvo y Cunqueiro. ¿Conoció a éste?

-Lo conocí en 1975. Acababa yo de regresar de París y había ido a Vigo. Estaba firmando discos en El Corte Inglés y apareció Cunqueiro con un par de amigos. Cinco años después volví a Vigo con el disco de Trovadores galaico-portugueses y con otro amigo fuimos a casa de Cunqueiro.

-Era un gran gastrónomo. ¿Les invitó a comer?

-Nos invitó a café, un aguardiente de hierbas y manzanas de Mondoñedo. No está mal. Por esas manzanas entraba el otoño en su casa. Hablamos de mi disco de trovadores y de su libro Cantiga Nova que se chama Riveira. Le puse música a su poema A Dama e a Cabaleiro para el disco Tres poetas en el círculo.

-¿Dónde empezó la gira de canciones de Lorca?

-En Nueva York en julio y después en el teatro Echegaray de Málaga y el teatro Quintero de Sevilla.

-Poeta en Nueva York empieza: "Asesinado desde el cielo...". ¿Dónde estaba el 11-S?

-Iba de Madrid a Santander para dar un recital en la Menéndez Pelayo. En el viaje conocí la catástrofe.

-¿Visitó la zona?

-He ido después tres veces a Nueva York. Al principio fui a visitar los escombros. Esta última vez ya no me acerqué.

-Santiago de Compostela es la ciudad que más aparece en su recital. Lorca la visitó con 18 años. Ciudad sacudida la víspera de su día por el accidente ferroviario. ¿Ha ido en tren a Santiago de Compostela?

-Muchas veces. ¡Cuántas veces he ido en tren a todas partes! No tenía coche.

-¿La muerte y la belleza están al final de la vida?

-Todo lo que nace muere y vuelve a renacer.

-¿Ha musicado a Alberti?

-Coincidimos una vez en un recital. Ya le cantaba Paco Ibáñez.

-¿Sabía que la Ponferradina está en una categoría superior a la Cultural Leonesa?

-No me enteré. De chico jugaba al fútbol, pero me parece que ahora hay mucho fútbol, demasiado; pan y circo, menos pan que circo.

-¿Cuándo conoció a Agustín García Calvo?

-En 1970, en un restaurante universitario del Barrio Latino de París. Allí estaba Agustín con su zurrón en bandolera, su melena crespa, su voz poderosa repartiendo manifiestos de la Comuna Antinacionalista Zamorana.

-¿Se apuntaría?

-Por supuesto. Si no antinacionalista, al menos no nacionalista sin fronteras.

-¿Ni entre el Bierzo y la Maragatería?

-El Bierzo es una tierra fronteriza que no enfrenta sino que abraza.

-¿Castellano viejo?

-Mi pueblo es Dehesas, cerca de Ponferrada. Por allí pasa el río Sil, donde aprendí a nadar. Iba al campo con mi padre y mis hermanos, como todos los muchachos de entonces. Sabíamos los nombres de los pájaros, aprendíamos a segar, a arar, a vendimiar. Una infancia rural esforzada, pero amena y rica. Eso ya ha desaparecido. Incluso en los pueblos los muchachos van con las consolas. Nosotros llevábamos un tirador para espantar a los pájaros.

-¿Se vio en un aprieto con tanto soneto?

-Fue un placer. Para que salga bien el trabajo, tienes que pasarlo bien, disfrutar, que parezca fácil, aunque no lo sea.

-Vuelve a España en 1975. ¿Por la muerte de Franco?

-Me vine antes. O me quedaba en Francia para siempre o escuchaba la llamada de las raíces y las alas de mi cante, que estaban en España.

-En su recital evoca el paso de Lorca por Buenos Aires, la ciudad soñada por Unamuno a la que nunca llegó a ir...

-Tiene un poema dedicado a las encinas que me recuerda el que Rosalía le dedica a los robles. Tiene sonetos deliciosos. De Unamuno el libro que más me impactó fue La agonía del cristianismo.

-¿Ha dejado de agonizar con el nuevo Papa?

-Ya era hora de que llegara a ese puesto alguien más normal. Parece un tipo humilde, aunque tampoco podrá hacer mucho estando donde está y siendo quien es.

-¿Qué le parece la sentencia del Prestige?

-Es raro que no haya culpables.

-¿Tanto le gustó el Cántico Espiritual de San Juan de la Cruz a María Zambrano, la chica del 27?

-Tuve la suerte de conocera gente muy valiosa. No sólo ella, Juan Gil-Albert, Rafael Dieste, Cunqueiro, Ramón Piñeiro. Desde niño siempre me gustó arrimarme a la gente mayor.

-¿El próximo poeta que llevará a los escenarios?

-Un amigo y paisano del Bierzo, Juan Carlos Mestre, que ha ganado el premio nacional de Poesía con el libro La bicicleta del panadero.

-Le hizo discos a Zamora y Salamanca. ¿Por qué se habla tanto de Cataluña y tan poco de Castilla?

-El dichoso nacionalismo.

-El Bierzo, su tierra, lo retrata raúl Guerra Garrido en su libro Cuaderno secreto...

-Un escritor muy interesante. Me gustó mucho el año del wolfram. Lo pasó mal en el País Vasco. Otra vez los nacionalismos.

-¿Qué distancia hay de Granada a la Luna?

-Ninguna.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios