Más que una gamberrada

l Cuatro contenedores calcinados. Ese fue el resultado de lo que desde el Ayuntamiento se calificó como un acto de vandalismo. Pudo ser una tragedia, ya que fue necesaria la la intervención de bomberos y patrullas de la Policía Local para desalojar a varios vecinos que vieron como las persianas de su casa acabaron derretidas. Ayer la fachada de la entidad bancaria estaba como antes del siniestro; las viviendas tardarán un poco más para hacerlo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios