Un inesperado temporal que deja tres fallecidos y mucho lodo

Los vecinos de muchos municipios de la zona Sur de Córdoba no olvidarán jamás la madrugada del 17 de agosto, sobre todo en Aguilar de la Frontera y Bujalance, donde las fuertes precipitaciones se han cobrado la vida de tres personas. Con su recuerdo presente, cientos de afectados se afanan aún en limpiar su casas de fango y en recuperar la normalidad lo antes posible tras una madrugada intensa, en la que los bomberos del Consorcio Provincial realizaron más de 140 actuaciones y que ha dejado un panorama desolador tanto en las carreteras como en algunos tramos de la línea férrea. El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, viajó hasta la ciudad aguilarense para comprobar los daños ocasionados y coincidió en que todos los dispositivos de prevención estaban en alerta ante el riesgo de una tormenta seca, aunque finalmente descargó hasta 200 litros de agua en algunos puntos. Mientras, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) reconoce que se trata de unas precipitaciones "verdaderamente extraordinarias" y que los expertos habrán de estudiar la situación "con mayor profundidad".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios