Dos maneras de ver y vivir el partido del domingo

l En el fútbol caben todos. Sólo así se pueden entender ambas imágenes. En una la de quienes se implican en el desarrollo del juego y saltan a la mínima (generalmente originada por el trencilla de turno); la segunda, la de la paz de los asientos y la pompa de chicle. Ambas corresponden a todo lo que el fútbol significa; una pasión arrastrada por la ilógica pero que, de no existir, habría que hacer algo por inventarlo. Seguramente por salud mental del personal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios