La misión de Rubalcaba en Marruecos

l Como si nada hubiera sucedido. La diplomacia consiste en ese arte, aunque el que lo ha tenido que ejercer en esta ocasión ha sido el ministro del Interior español. Alfredo Pérez Rubalcaba y su homólogo marroquí Taieb Cherkaoui, ambos en la imagen. Ayer se reunieron para reconducir la situación tras los incidentes en la frontera de Melilla y Rubalcaba no dudó en elogiar a Marruecos porque "sigue siendo un aliado estratégico, creíble y responsable". También aprovechó para felicitar a Rabat "por sus importantes esfuerzos en la lucha contra las redes de tráfico ilícito de inmigrantes y de trata de seres humanos, lo que ha permitido disminuir los flujos migratorios ilegales". El caso es que finalmente Rubalcaba fue recibido en Casablanca por el monarca Mohamed VI. Lo de Melilla, "cosas del pasado".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios