La sangre y el triunfo en La Malagueta

l La fiesta de los toros es así, como ayer se vivió en La Malagueta. Sangre y triunfo. El toro que abría plaza cogió al banderillero Alejandro Escobar, de la cuadrilla de Enrique Ponce, que se cayó en la cara al recibirlo y cometió el error de intentar levantarse; el toro lo arroyó y le hirió en el muslo derecho. Pronóstico grave, aunque fuera de peligro, y tres cornadas, de 8, 10 y 15 centímetros. La cara fue para el diestro José María Manzanares, que se convirtió en el triunfador de la tarde y salió a hombros por la puerta grande de Manolo Segura. En La Malagueta no cabía un alma, por primera vez en este ciclo ferial se colgó el cartel de no hay billetes en las taquillas para ver a Enrique Ponce, Morante de la Puebla y al torero alicantino. No faltaron las reivindicaciones en favor de la Fiesta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios