Aguirre: "El PSOE tiene una larga historia de espionaje político"

  • Los socialistas no pedirán la comparecencia de Rajoy en la comisión de investigación y éste no lo cree conveniente.

Comentarios 19

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha pasado del atrincheramiento al contraataque en el caso de espionaje que envuelve al Ejecutivo regional. Durante el primer debate del periodo de sesiones en la Asamblea de Madrid, la jefa del Gobierno se congratuló de que se haya puesto en marcha una comisión de investigación parlamentaria y recordó que el PSOE "tiene una larga historia de espionaje político". Por su parte, los socialistas informaron hoy de que "en principio" no pedirán la comparecencia del líder del PP, Mariano Rajoy, en la citada comisión. Éste, en cualquier caso, no considera conveniente su comparecencia, porque en la comisión se tratará "algo que ha pasado en Madrid".

Antes del primer pleno de la Asamblea de Madrid del nuevo periodo de sesiones, Aguirre dio la bienvenida a los nuevos plenos y a la comisión parlamentaria de investigación. "Desde 1984 a 1995 funcionó un gabinete de espionaje por el que tuvo que dimitir quien lo creó como ministro de Defensa y luego dimitió como vicepresidente del Gobierno por haber espiado del Rey abajo a todo el mundo, no sólo a los de sus propio partido sino al Partido Comunista y a Alianza Popular", señaló la presidenta, que añadió: "El PSOE tiene una larga historia de espionaje político"

La presidenta señaló también que el PP "tiene puesto un pleito que está en un juzgado de Madrid por espionaje político y escuchas a teléfonos de Génova en 2003". "Si me dicen que esto es muy antiguo, el año pasado se espió a Manuel Pizarro. Hubo dos personas del CNI que fueron detenidos por los escoltas de Manuel Pizarro y eso también está en un juzgado", apostilló Aguirre, que a continuación proclamó: "por lo tanto, bienvenido sea el control de ese presunto espionaje político". "Que los jueces delimiten las responsabilidades penales si las hay y esta Asamblea las responsabilidades políticas", agregó.  

Tras calificarse como "una gran defensora del control parlamentario" Aguirre consideró que "una parte de la opinión publicada, que no la opinión pública, se ha distraído de cuestiones como la crisis económica, los 7.000 parados al día...", al tiempo que dejo claro que no tiene "nada que ocultar" sobre la supuesta red de espías. Por último, comentó que en Andalucía el PSOE "de 59 comisiones de investigación que han pedido han aceptado una cuando estaba en minoría", una de ellas "porque un juzgado de Sevilla probó que el Gobierno de Andalucía había ordenado espiar a los presidentes de las cajas de ahorros".  

Ya en el Pleno, la presidenta afrontó varias preguntas de la oposición en torno a este asunto, a las que respondió atacando directamente a la bancada del PSOE y a su portavoz, Maru Menéndez. "Me alegro enormemente de que una dirigente socialista muestre interés por erradicar el espionaje político. Es usted la primera en la historia, porque su partido tiene como seña de identidad el espionaje político. Es usted la primera que se preocupa por nuestro derecho a no ser espiados y escuchados ilegalmente, y hay que ser muy valiente y usted lo ha sido", manifestó la presidenta.  

"Bienvenida al club de que los que no estamos dispuestos a que los derechos de los ciudadanos sean vulnerados", le espetó, sacando a relucir también que, en 2003, el PSM les acusó de una trama "cuando el abandono y la defección de los diputados (Eduardo) Tamayo y (María Teresa) Sáez", pero el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) "archivó el caso diciendo que no había pruebas ni tan siquiera indicios". "A diferencia de ustedes, los indicios de delito los ponemos en manos del juzgado, las responsabilidades políticas las tiene que juzgar esta Asamblea y por eso hemos aceptado una comisión de investigación", consideró la presidenta.  

Por otro lado, la portavoz del PSOE afirmó que pedirán la comparecencia de "todos aquellos objeto de vigilancia y seguimiento", pero reseñó que ellos "en principio" no van a pedir la comparecencia de Rajoy, aunque destacó que no se descarta nada. En esta materia, destacó que sus peticiones de comparecientes irán en tres líneas: el del ámbito político, estructura de seguridad y esfera privada. Así, pedirá la comparecencia de Aguirre; el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón; el vicepresidente regional, Ignacio González; y el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados.

Preguntado por este asunto después de un acto en Rianxo (A Coruña), la primera de las cuatro localidades de la comarca de O Barbanza en las que hizo campaña, Rajoy aseguró que por el momento nadie le ha planteado la necesidad de que comparezca en la Asamblea madrileña y, preguntado sobre si estaría dispuesta a acudir si le citasen, respondió que "en ese caso, estaría obligado". No obstante, el presidente del PP añadió que, puesto que la comisión de investigación tratará "algo que ha pasado en Madrid", no es "razonable" que acuda él o el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Por su parte, la portavoz de IU, Inés Sabanés, explicó que su idea "inicial es que iniciáramos con Esperanza Aguirre y finalizáramos con Mariano Rajoy pero también con la idea de ir introduciendo diferentes personas relevantes en todo lo conocido hasta la fecha", destacó Sabanés. El vicepresidente del Gobierno regional, Ignacio González, anunció que ya ha solicitado en la Asamblea su comparecencia en la comisión de investigación a través de su Grupo Parlamentario, el PP, que lo pedirá en el órgano respectivo de la Cámara, al tiempo que destacó que este caso lleva mucho tiempo ocupando hojas de periódico "sin que nadie haya acreditado absolutamente nada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios