Aguirre contraataca con la "larga historia de espionaje político" de los socialistas

  • La presidenta madrileña saca a colación las escuchas del Cesid "a teléfonos de Génova" y a presidentes de las cajas andaluzas

Comentarios 1

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha pasado del atrincheramiento al contraataque en el caso de espionaje que envuelve al Ejecutivo regional. Durante el primer debate del periodo de sesiones en la Asamblea de Madrid, la jefa del Gobierno se congratuló ayer de que se haya puesto en marcha una comisión de investigación parlamentaria y recordó que el PSOE "tiene una larga historia de espionaje político".

Antes del primer pleno de la Asamblea de Madrid del nuevo periodo de sesiones, Aguirre dio la bienvenida a los nuevos plenos y a la comisión parlamentaria de investigación. "Desde 1984 a 1995 funcionó un gabinete de espionaje por el que tuvo que dimitir quien lo creó como ministro de Defensa (Narcis Serra) y luego dimitió como vicepresidente del Gobierno por haber espiado del Rey abajo a todos, no sólo a los de sus propio partido sino al Partido Comunista y a Alianza Popular", señaló la presidenta, que añadió: "El PSOE tiene una larga historia de espionaje político"

La presidenta señaló también que el PP "tiene puesto un pleito que está en un juzgado de Madrid por espionaje político y escuchas a teléfonos de Génova en 2003". "Si me dicen que esto es muy antiguo, el año pasado se espió a Manuel Pizarro. Hubo dos personas del CNI que fueron detenidos por los escoltas de Manuel Pizarro y eso también está en un juzgado", apostilló Aguirre. "Que los jueces delimiten las responsabilidades penales si las hay y esta Asamblea las responsabilidades políticas", agregó. Tras autodefinirse como "una gran defensora del control parlamentario", consideró que "una parte de la opinión publicada, que no la opinión pública, se ha distraído de cuestiones como la crisis económica, los 7.000 parados al día...", al tiempo que afirmó que no tiene "nada que ocultar" sobre la supuesta red de espías.

Asimismo, Aguirre afirmó que en Andalucía, el PSOE, "de 59 comisiones de investigación que han pedido (los populares), ha aceptado una, cuando estaba en minoría". "Una de las rechazadas es porque un juzgado de Sevilla probó que el Gobierno de Andalucía había ordenado espiar a los presidentes de las cajas de ahorros", concluyó Aguirre, que remarcó que el "espionaje político es algo intolerable".

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha pedido al Grupo Popular de la Asamblea que solicite su comparecencia en la comisión de investigación parlamentaria. "No hay nadie más interesado que yo en que se aclaren" las investigaciones de las que, al parecer, ha sido objeto en los últimos meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios