Aguirre no expedientará "de momento" a los dos ex alcaldes imputados en el caso de corrupción

  • El secretario de Comunicación del partido en Madrid, Juan José Guemes, anuncia también que González Panero seguirá al frente de la presidencia de la formación en Boadilla.

El PP de Madrid no va a expedientar "por el momento" a los ex alcaldes de Boadilla del Monte, Arturo González Panero, y de Majadahonda, Guillermo Ortega, ambos miembros del partido e imputados en la investigación sobre la trama de corrupción que lleva a cabo el juez Baltasar Garzón.

Así lo ha indicado este miércoles el secretario de Comunicación del PP de Madrid, Juan José Güemes, tras la reunión del Comité de Dirección de este grupo político bajo la presidencia de Esperanza Aguirre.

Güemes ha anunciado que tampoco "habrá cambios de momento" en la presidencia del PP de Boadilla, que seguirá en manos de González Panero, quien ayer renunció a su cargo al frente del Ayuntamiento de la localidad porque tanto él como Ortega consideran que fuera de sus puestos se defenderán mejor de los cargos que se les imputan, según ha dicho el responsable regional de Comunicación.

Ha aprovechado además para afirmar rotundamente que el empresario Francisco Correa, presunto cerebro de la trama de corrupción y tráfico de influencias, "no ha organizado absolutamente ningún acto" de este partido en la región "al menos desde noviembre de 2004", cuando Esperanza Aguirre asumió la presidencia.

Por tanto, ha calificado de "rotundamente falsas" las informaciones que señalan que Correa o cualquiera de las empresas reflejadas en el sumario de la investigación han tenido algún tipo de participación "en algún organismo o acto público del PP".

Güemes ha salido también en defensa del ex consejero de Deportes Alberto López Viejo para decir que ha renunciado al cargo para que "nadie tenga la tentación de mezclar dos cosas diferentes", como son la organización "normal" de eventos de la Comunidad de Madrid y la investigación de los "gravísimos delitos" que se les imputan a los empresarios que investiga Garzón.

Con la dimisión de López Viejo se intenta evitar que "aquellos que tanto interés están demostrando en aniquilar al adversario democrático puedan mezclar cosas distintas y distantes", ha subrayado.

Güemes ha recordado además que "ni siquiera el juez Garzón se ha atrevido a dar demasiado crédito a las grabaciones que se atribuyen a Correa cuando López Viejo no está imputado ni en las investigaciones ni en el sumario".

El responsable de Comunicación del PP madrileño ha denunciado el "manto de sospecha" que se trata de extender sobre el partido y que se haya "filtrado por goteo a determinado medio de comunicación" un sumario secreto, saltándose la legalidad y dejando a su grupo "en una clara indefensión".

Ha recordado además que Garzón "ha participado o irrumpido" en anteriores procesos electorales con casos como el "lino", en 2003, o los "pasos decisivos" que dio en las municipales de 2007 para que "la organización terrorista ANV estuviera en algunos Ayuntamientos del País Vasco, porque le convenía al presidente Rodríguez Zapatero".

"Estamos ante una cacería política del adversario político en un contexto de elecciones muy importante para Galicia, para el País Vasco y para España", ha asegurado Güemes, que ha lamentado que los presuntos acusados del PP en esta trama ni siquiera "puedan defenderse".  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios