Diez años de cárcel para los etarras Ainhoa Mugica y Javier Abaunza por tenencia de armas

  • La Audiencia Nacional condena a los etarras que guardaban armas un arsenal en Madrid en 1997, descubierto gracias a una explosión fortuita

La Audiencia Nacional condenó hoy a diez años de cárcel a los etarras Ainhoa Múgica y Javier Abaunza como autores de los delitos de tenencia de explosivos y depósito de armas de guerra. Los etarras guardaban su arsenal en un piso en la calle Polibea de Madrid en el que convivieron en el año 1997 y que fue alquilado por el ciudadano alemán Renate Heike Shubert. Fue una explosión fortuita registrada en el citado domicilio el 18 de abril de ese mismo año lo que permitió a la Policía descubrir el arsenal de la banda e incautarse de numeroso material en el que se hallaron las huellas de los condenados. 

En el registro los agentes encontraron numeroso material explosivo, armas, fusiles, subsfusiles, granadas, planos sobre proyectiles y fotografías, entre otros materiales. Durante el tiempo que los etarras permanecieron en este piso --entre el 8 de febrero de 1997 y el 12 de abril de 1997-- ETA asesinó en la calle Menorca el día 10 de febrero de ese año al magistrado del Tribunal Supremo, Rafael Martínez Emperador. 

También hoy el Tribunal Supremo confirmó la condena de un año de prisión impuesta por la Audiencia Nacional en noviembre de 2007 a dos seguidores radicales de la Real Sociedad Ander Arabiatorre y Jacoba García que incurrieron en un delito de enaltecimiento del terrorismo al ondear una bandera con el anagrama de ETA durante un partido de su equipo en el estadio donostiarra de Anoeta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios