Álvarez-Cascos adelanta las elecciones al 25 de marzo

  • El Parlamento asturiano rechazó la semana pasada su proyecto de Presupuestos.

Comentarios 20

El presidente del Principado, Francisco álvarez-Cascos, ha anunciado el adelanto de las elecciones autonómicas en Asturias para el próximo 25 de marzo, después de que el Parlamento regional rechazara la pasada semana su proyecto de presupuestos para 2012. Álvarez-Cascos ha hecho este anuncio durante una comparecencia sin preguntas ante los periodistas en la sede de la Presidencia del Principado, tras firmar el decreto de disolución del Parlamento.

"El presupuesto es el libro de cabecera de un gobierno para la legislatura; sin presupuesto, no hay programa de gobierno", ha apuntado el jefe del Ejecutivo, que ha calificado de "complot" la decisión de PP y PSOE de "imponer" al Gobierno la prórroga de las cuentas públicas del ejercicio de 2011. Según Alvarez-Cascos, la decisión de socialistas y populares, unida al actual momento económico, sitúa a Asturias "en el momento más crucial y difícil de la historia democrática del Estado de las autonomías", y sería necesario remontarse "a tiempos muy lejanos" para contemplar unas circunstancias "tan alarmantes".

A su juicio, ambos grupos han "esquivado" cualquier diálogo y han optado por la prórroga de un documento "insolvente e inservible" a pesar de que no se trata "de un documento más", sino la concreción en cifras de un programa "que todo Parlamento tiene la genuina responsabilidad de aprobar, y el Gobierno, la de ejecutar". Así, ha reiterado que el presupuesto prorrogado se hizo en un escenario muy alejado del actual y sin el rigor mínimo exigible en ingresos y gastos, lo que generaba un desfase de 600 millones, lo que haría que gestionarlo equivaldría a "un suicidio" y a la quiebra del Estado de bienestar en el Principado.

La "anómala alianza" de PSOE y PP que Álvarez-Cascos viene denunciando desde que se puso al frente de Foro Asturias ha alcanzado en el debate presupuestario "una cota insuperable" y hace que la posibilidad de gobernar en minoría, como en todo sistema parlamentario, resulte "impracticable" dado que su objetivo ha sido "impedir gobernar" y obstaculizar "la puesta en marcha del programa del cambio", ha dicho. La decisión de populares y socialistas confirma, ha asegurado, "el desolador enquistamiento de las fracasadas castas políticas que para cada solución tienen un problema", que Álvarez-Cascos ha contrapuesto a su propio partido al que, ha asegurado, no le guía otro propósito "que defender los intereses generales de Asturias".

"No he venido aquí para volver, a la fuerza, al mismo sitio ni para ser cómplice pasivo de una trama para la que Asturias es su cortijo, con innumerables ramificaciones en intereses inconfesables, en chiringuitos sectarios y en algún medio de comunicación", ha apuntado antes de advertir de que no quiere pasar "por político aferrado a una poltrona" ni por alguien que rehuya los desafíos. Así, ha dicho sentirse "más apasionado que nunca" en la lucha por Asturias para que no sea "más que nadie, ni tampoco menos" y ser consciente de que existe "un amplio margen de maniobra" para evitar que "mientan" o "marginen" al Principado, lo que le he ha llevado, "como ejercicio de coraje y responsabilidad", a considerar que la convocatoria de elecciones era lo mejor para la comunidad autónoma.

Asturias se convierte en la primera comunidad autónoma no histórica de España que protagoniza este anticipo electoral. La comunidad adelantará por primera vez sus elecciones autonómicas desde que accedió al autogobierno en 1983.

La nueva Cámara que resulte de la convocatoria electoral -que coincidirá con la fecha de las elecciones autonómicas andaluzas- tendrá un mandato limitado por el término natural de la legislatura originaria de forma que los siguientes comicios deberían celebrarse, al igual que en el resto de comunidades de la denominada vía lenta, el cuarto domingo de mayo de 2015. En plena crisis económica y con un país al borde de una nueva recesión, se convocan estas nuevas elecciones, la cuarta cita de ciudadanos españoles con las urnas en diez meses. Cuando apenas han transcurrido ocho meses de los comicios autonómicos del 22 de mayo, Cascos ha convocado a los asturianos de nuevo a las urnas para el 25 de marzo, junto el día en el que los andaluces votarán a sus nuevos representantes, y estas dos citas además tendrán lugar solo cuatro meses después de las elecciones generales del 20 de noviembre. Además, PSOE y PP afrontarán las elecciones autonómicas en pleno proceso precongresual en el ámbito regional.

El secretario general de la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE), Javier Fernández, ha considerado "grotesco" que la derecha asturiana que representan Foro y PP prefiera convocar elecciones "antes que ponerse de acuerdo". En rueda de prensa tras la decisión de Álvarez-Cascos, Fernández ha anunciado que su partido aplazará su congreso regional, previsto entre el 9 y el 11 de marzo

El presidente de la Junta General del Principado y secretario general del PP de Asturias, Fernando Goñi, ha lamentado no haber recibido comunicación del Gobierno sobre la disolución de la Cámara y ha opinado que Álvarez-Cascos, demuestra "victimismo" e "incapacidad para gobernar". La dirección nacional del PP ve en este adelanto electoral la "demostración de la incapacidad" de Cascos para dialogar con la oposición y por tanto "la representación de su fracaso". El diputado nacional de IU por Asturias Gaspar Llamazares ha incidido en que la derecha ha fracasado en el Principado, ya que Cascos no ha querido bajarse de la "soberbia" y negociar con los "suyos", el PP.

El presidente de la Federación Asturiana de Empresarios, Severino García Vigón, ha lamentado que el anuncio de estas elecciones supongan la pérdida de un año para la llegada de acuerdos en la concertación social entre el Gobierno y las agentes sociales y económicos". El secretario general de UGT Asturias, Justo Rodríguez Braga, ha criticado a los políticos de la región por "haber perdido el tiempo enredando" en una situación de crisis como la actual que, con el adelanto de las elecciones, provocará un retraso de siete meses para alcanzar acuerdos en la concertación social. Su homólogo en CCOO, Antonio Pino, ha lamentado que la "incapacidad" de las dos fuerzas política de la derecha (Foro y PP) para llegar a un acuerdo presupuestario haya provocado el adelanto de las elecciones autonómicas "en pleno corazón" de la crisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios