Andreu interroga a 27 ex consejeros de Caja Madrid por las tarjetas

  • Moral Santín (IU) abre hoy el desfile de ex miembros del consejo imputados por el escándalo

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu interrogará a lo largo de esta semana a 27 ex consejeros de Caja Madrid imputados por el escándalo de las tarjetas opacas de la entidad, de las que también tendrán que hablar como testigos los que tuvieron una pero no la llegaron a usar.

Andreu imputó a otros 79 beneficiarios de estas tarjetas a finales del pasado enero, que se sumaban así a los ex presidentes de la entidad Miguel Blesa y Rodrigo Rato, a los que impuso una fianza civil de 16 y 3 millones, respectivamente, por este asunto, así como al ex director financiero Ildefonso Sánchez Barcoj.

Sin embargo, optó por citar solamente a aquellos que formaron parte del consejo de administración, que suman gastos de 3,8 millones de euros de los 15,5 millones que los 82 imputados llegaron a desembolsar con sus tarjetas opacas.

El magistrado comenzará a partir de las nueve de la mañana por José Antonio Moral Santín, que cargó 456.552 euros; José María Arteta (137.617); Juan José Azcona (99.300); Pedro Bedia (78.200); Rodolfo Benito (140.600) y Gerardo Díaz Ferrán, que gastó 93.984 euros y que acudirá desde la cárcel de Soto del Real, donde ingresó en diciembre de 2012 por el vaciamiento patrimonial de Marsans.

Les seguirán Ramón Espinar (173.999); Guillermo Ricardo Marcos Guerrero (130.947); Gonzalo Martín Pascual (129.700) e Ignacio de Navasqües (191.981).

Mañana deberán comparecer Jesús Pedroche (132.200); Alberto Recarte (139.900); José María de la Riva (208.900); Antonio Romero (252.009); Ricardo Romero de Tejada (212.216); Estanislao Rodríguez Ponga (255.400); Francisco Baquero (266.433); José Manuel Fernández Norniella (175.400); Mercedes Rojo (199.300) y el ex ministro socialista Virgilio Zapatero (35.977).

Por último, el miércoles están citados María Enedina Álvarez, que disfrutó de 47.000 euros; Luis Blasco (51.700); Carmen Cafranga (175.200); Arturo Fernández (37.726), Jorge Gómez (98.200); Javier López Madrid (34.807) y José Ricardo Martínez Castro (44.200).

Además, Andreu ha citado como testigos el viernes al ex presidente de Caja Madrid Jaime Terceiro, bajo cuyo mandato situó Blesa el origen de las tarjetas; a los cuatro ex directivos que nunca las usaron, que fueron Francisco Verdú, Félix Manuel Sánchez, Íñigo María Aldaz y Esteban Tejera, así como al director corporativo de Auditoría Interna de Bankia que destapó el escándalo, Iñaki Azaola.

La mayoría de usuarios han alegado, en la línea de los tres principales imputados, que las tarjetas formaban parte de sus retribuciones.

En el auto en el que les imputaba, el magistrado sostenía que "lo fundamental" en este procedimiento es "dilucidar el concepto por el que emitieron y entregaron las tarjetas de crédito, tanto a los consejeros como a los directivos".

El juez Andreu considera que existen "serias dudas" sobre el carácter de los gastos originados por esas tarjetas, por lo que quiere aclarar si se emitieron como gastos de representación o como complemento de retribución, supuestos que definirían los delitos de administración desleal, que achaca a los consejeros, o apropiación indebida, que atribuye a los anteriores y a los ex directivos.

De los 82 imputados, sólo seis han reintegrado todas las cuantías, según los datos que Bankia facilitó al juez y a los que tuvo acceso Efe: Barcoj, Blasco, López Madrid, Arturo Fernández, Jorge Rábago y Miguel Corsini, que suman una cifra de 457.303 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios