La Audiencia Nacional ordena una nueva prueba para confirmar la edad del pirata somalí

  • El tribunal está a la espera del resultado para remitir su caso al juzgado de menores o al central.

Comentarios 10

El pleno de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional ha acordado este miércoles que se practique una nueva prueba médica al joven somalí conocido como Abdu Willy, detenido por su participación en el secuestro del atunero español Alakrana ,para determinar su edad.

Así lo han informado fuentes jurídicas, que han señalado que la prueba consiste en una radiografía de la clavícula y que, si el resultado de la misma está para el próximo viernes y da tiempo a que se emite un informe forense al respecto, el pleno se reunirá ese día para decidir si el caso compete al juez central de Menores, José Luis Castro, o al titular del Juzgado Central de Instrucción número 1, Santiago Pedraz. Si no diera tiempo, el pleno aplazaría su reunión hasta el próximo lunes.

Hasta el momento, al joven somalí se le han realizado pruebas radiológicas de muñeca, dentadura y cadera y, aunque la de clavícula se ordenó que se le realizara, las fuentes consultadas han dicho que no se llegó a practicar esa radiografía y por eso se solicita ahora.

El juez Baltasar Garzón -que sustituía a Pedraz cuando detuvieron al joven el 4 de octubre- ordenó su ingreso en prisión después de haberle practicado una radiografía de la muñeca en el hospital de La Paz que determinó que tenía alrededor de 19 años, si bien supeditó su decisión a practicarle otros exámenes médicos.

Entre esos exámenes, debería haberse practicado la radiografía de clavícula, aunque, como recoge el auto de Pedraz en el que lo dejó en libertad el pasado día 20, en La Paz no pudo practicarla porque no disponían de un "método capaz" de valorar la edad ósea a través de ese tipo de radiografía.

No obstante, mantenían los facultativos que, a la vista de los resultados de la exploración y de las pruebas objetivas realizadas. "únicamente" podían establecer "una edad mínima de 17 años"

Tras dejarlo Pedraz en libertad, la Fiscalía pidió nuevas pruebas que le realizaron ese mismo día 20 por la tarde en un centro radiológico privado, donde le practicaron radiografías de cadera, dientes y muñeca, que determinaron su mayoría de edad.

Con estos resultados, tanto Castro como la Fiscalía sostienen que las pruebas han determinado sin lugar a dudas que el presunto pirata ha cumplido los 18 años, mientras que Pedraz insiste en que el margen de error sigue existiendo y que, mientras exista la más mínima duda, debe seguir siendo tratado como un menor.

Por ello, Pedraz rechazó asumir el caso el pasado viernes después de que el Juez de Menores se lo remitiera, lo que hizo que Castro decretara el internamiento del joven en un centro de menores en régimen cerrado durante quince días, prorrogables, a la espera de que la Audiencia resuelva qué juzgado debe asumir la causa.

Si los magistrados que integran el pleno entienden ahora que la nueva radiografía practicada a "Abdu Willy" acredita su mayoría de edad, la competencia sería de Pedraz, y al detenido -acusado de un delito de asociación ilícita, 36 de detención ilegal y uno de robo con violencia y uso de armas- se le aplicaría el Código Penal, lo que podría suponer una condena de 30 años de prisión.

Por el contrario, si estiman que debe ser tratado como un menor, el caso se quedaría en el Juzgado de Menores, y "Abdu Willy", que asegura tener 16 años, se enfrentaría a un máximo de 8 años de internamiento en régimen cerrado.

La sala de lo penal de la Audiencia Nacional debe examinar también el recurso que la Fiscalía interpuso contra el auto dictado el pasado viernes por Pedraz, en el que rechazaba la inhibición planteada por Castro y le devolvía la causa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios