Aznar se niega "a ser el parapeto de la desvergüenza del Gobierno"

  • El ex presidente del Gobierno acusa al Ejecutivo de vender a Gadafi las bombas de racimo con las que está atacando a la población libia.

Comentarios 111

El ex presidente del Gobierno José María Aznar ha aseverado que no sirve "para ser el parapeto de la desvergüenza del gobierno de España", al que ha acusado de "haber vendido bombas de racimo" a Libia. El ex presidente del PP ha asegurado que en 2003 Muanmar al Gadafi, "cuando vio lo que le pasaba a un dictador peor que él, quiso cooperar con la comunidad internacional" y -ha añadido- "algo debió conseguir para que en 2007 el gobierno socialista le vendiese bombas de racimo".

Aznar ha criticado a este respecto que "el mismo día que sabemos que el régimen libio bombardea a su población con bombas de racimo vendidas por el PSOE intentan demostrar que Aznar es amigo de dictadores o amigo de Gadafi". El ex líder de los populares ha indicado que la intervención en Libia "se basa en una resolución (de la ONU) destinada a proteger a la población civil" que -según ha insistido- "es bombardeada con bombas de racimo vendidas por el gobierno socialista de España".

Ha añadido que el dictamen de Naciones Unidas "no autoriza a acabar y a quitar del poder a quien amenaza, bombardea y causa las víctimas civiles" y ha apostado por "tener bien claro que, o se acaba con las causas que crean las víctimas de las bombas sobre los civiles, o seguirá habiendo víctimas civiles". "Eso es tan claro" ha aseverado, "que algunos están pensando en extender esa resolución, porque si no se suprime la causa que crea las víctimas, las seguirá habiendo". Además, ha indicado que los "demócratas de Egipto y Túnez han hecho que Mubarak y Ben Alí fueran echados del gobierno", y ambos dirigentes "eran miembros de la internacional socialista".

Aznar ha recordado que el pasado fin de semana el Tribunal Supremo egipcio disolvió el partido de Mubarak, y ha concluido por ello que "es muy significativo ver cómo en dos días algunas personas pasan de ser compañeros de la internacional socialista a ser execrables dictadores a los que hay que condenar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios