Barómetro CIS

Baja la preocupación por la corrupción, que deja de ser el segundo problema para los españoles

  • El desempleo sigue siendo la primera preocupación, seguido de los problemas económicos y la citada corrupción. Nueve de cada diez españoles creen que el pago de impuestos es injusto

Comentarios 2

La preocupación de los españoles por la corrupción ha caído casi seis puntos en un mes, lo que la sitúa como tercer problema de los españoles tras diez meses como segunda preocupación, según el barómetro de noviembre del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Como consecuencia de esta bajada, los problemas económicos vuelven a recuperar el segundo puesto, ya que la preocupación por ellos es la misma que el mes anterior. La encuesta, realizada entre el 1 y el 9 de octubre y hecha pública este miércoles, indica que el paro sigue siendo la primera preocupación para el 77,4%, un porcentaje similar al 77,3% que lo señalaba hace un mes; que los problemas económicos es la segunda (32,7 % frente al 32,5 % del mes anterior) y que en tercer lugar a los españoles les preocupa la corrupción y el fraude (31,3% frente al 37,%). Desde que en febrero la corrupción y el fraude desbancaran del segundo puesto a los problemas económicos -con el estallido, entre otros, del caso Bárcenas- esta preocupación de los españoles alcanzó su puntuación máxima en marzo (44,5) y la mínima en mayo (30,7). Los políticos en general, los partidos y la política ocupan el cuarto puesto en la lista de problemas de los españoles, con un 28,6% (28,2 en octubre). La sanidad sigue ocupando el quinto lugar, aunque crece la preocupación por ella -13,4% frente al 10,2% de octubre- y la educación el sexto, aunque la preocupación en este caso es similar -9,1% frente a 9,6-.

Les siguen los problemas de índole social (7,4%), los recortes (5,2%) y las pensiones (3,4%), este último por primera vez en el ránking de las nueve primeras preocupaciones, relegando al décimo puesto al Gobierno y partidos o políticos concretos (3,2%). La muestra también refleja un aumento del porcentaje de los que creen que la situación económica es mala o muy mala -88,4% frente al 85,9% de hace un mes-, aunque sube el de los que la ven mejor o igual que hace un año (48,3% frente a 46,6%). Asimismo aumenta dos puntos y medio la creencia de que la situación económica será mejor dentro de un año (20,7 frente a 18,1). En cuanto a la situación política, el 93,1% considera que es igual o peor que hace doce meses -igual el 51 % y peor el 42,1-, frente al 91,5 que lo creía el mes pasado, y sólo el 3,3 afirma que es mejor, un punto menos que en el barómetro anterior.

La actual situación política es muy mala para el 50,5; mala para el 31,7; regular para el 13,4; buena para el 1,4 y muy buena para el 0,2, porcentajes algo más negativos que los del último barómetro. También son menos los que piensan que dentro de un año la situación política del país será mejor (de 10,9% a 9,3%), mientras que aumentan los que creen que será igual (48,6 % frente a 46,2) y se mantiene prácticamente igual el de los que creen que será peor, al pasar del 32 al 31,7.

Nueve de cada diez españoles creen que el pago de impuestos es injusto

Nueve de cada diez españoles (87%) creen que los impuestos no se cobran con justicia en España, ya que no se cumple la máxima de que paguen más quienes más tienen, según un sondeo anual difundido hoy por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Aunque baja una décima respecto al año pasado los que consideran injusto el sistema tributario, crecen los que consideran que en España existe mucho o bastante fraude fiscal (94,8% de los encuestados, 2,6 puntos más que en 2012). Según la encuesta sobre opinión pública y política fiscal correspondiente a 2013, suben otros 2,2 puntos los españoles que entienden que pagan muchos impuestos. También empeora ligeramente el porcentaje de los que creen que el Estado le da menos de lo que paga en impuestos y cotizaciones (66,6%, 2,2 puntos más que el año pasado).

Suben de manera más importante los que opinan que se dedican pocos recursos a los servicios públicos y prestaciones que se financian con los impuestos, tales como Sanidad (65,5%, 7 puntos más) o ayuda a las personas dependientes (69,1%, 7,5 puntos más que en 2012). Además, han pasado a un 69,2 % (frente a 66,4 % el año pasado) los que afirman que en conjunto la sociedad se beneficia poco o nada de lo que paga en impuestos y cotizaciones. En cuanto al fraude fiscal, también bajan ligeramente los que lo consideran una injusticia, pues hace que unos paguen lo que dejan de pagar otros (un 27,8%, casi tres puntos menos que en 2012).

Por contra, mejora la percepción de los ciudadanos sobre los intentos de la administración para luchar contra el fraude fiscal, y en 2013 son un 66,9% los encuestados que creen que se hacen pocos o muy pocos esfuerzos, 6,4 puntos menos que el ejercicio anterior. En cuanto a la impresión directa sobre el fraude, la mayoría de los españoles (68,1%) opina que toda o bastante de la gente que conoce reconoce todos sus ingresos al hacer la declaración de la renta.

Este porcentaje baja al 49,7% al ser preguntados por los profesionales o autónomos que reconocen que apuntan todos sus ingresos al hacer la declaración del IVA. La razón principal para ocultar estos datos, según los encuestados, es que la escasez de empleos obliga a aceptar cualquier trabajo, aunque no se declaren dichos ingresos (22,4), seguido por la falta de honradez y conciencia ciudadana (15,9). Además, un 73,6 % señala que si la gente no engaña más a Hacienda es por miedo a una revisión, mientras que un 48,3 % entiende que casi todo el mundo engaña algo al pagar sus impuestos y la administración ya cuenta con ello. Por otro lado, ha crecido ligeramente (del 32,7 al 33,3 %) el porcentaje de los que declaran haber pedido que se destine a fines sociales un porcentaje de sus impuestos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios