Barberá asegura que no dio instrucciones ni presionó para contratar con el Instituto Nóos

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, afirmó ayer que Iñaki Urdangarín le presentó una serie de ideas que le parecieron "oportunas para la ciudad" pero no dio instrucciones ni presionó para contratar con el Instituto Nóos la organización las tres ediciones de los Valencia Summit.

Así lo aseguró Barberá a los periodistas tras declarar durante más de una hora ante el juez instructor del caso, José Castro, en la Ciudad de la Justicia de Valencia en calidad de testigo por los convenios suscritos entre el Ayuntamiento con el Instituto Nóos.

Barberá, que estaba a mediodía, llegó antes a los juzgados y entró por una puerta distinta a la principal, en la que estaban concentrados representantes de la Plataforma de Afectados por Hipotecas, yayoflautas y de RTVVnoestanca, junto a otro grupo que quería mostrarle su apoyo.

La alcaldesa afirmó que Urdangarín le dijo que tenía una organización sin ánimo de lucro, algo que ella creyó, y negó que se reuniera en La Zarzuela con él y con su socio en Nóos, Diego Torres. Reconoció que se reunió con Urdangarín en una ocasión y que éste le expuso "una serie de ideas" que a Barberá le parecieron "oportunas para la ciudad", por lo que le planteó que las concretara en un proyecto. "No participo en nada más ni de organización, ni de decisión, ni de llamar a nadie, ni de dar instrucción, ni de presionar ni de dar órdenes", insistió Barberá, quien aseguró que en esa reunión acabó su papel en la organización de los Valencia Summit.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios