Barreda reafirma su lealtad a Zapatero entre reproches de sus compañeros

  • El presidente de Castilla-La Mancha pidió al presidente del Gobierno que remodelase su Ejecutivo, algo que distintos líderes socialistas no comparten.

Comentarios 9

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha expresado su lealtad al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ante los reproches de miembros de su propio partido, que no han compartido su opinión sobre la necesidad de remodelar el Ejecutivo. Sus compañeros, e incluso la dirección socialista, han afeado a Barreda sus manifestaciones, pero él ha querido dejar claro que las había hecho desde la lealtad al Gobierno y con "sinceridad".

Barreda recomendó a Zapatero una "remodelación importante del Gobierno" cuando termine la Presidencia semestral de la Unión Europea y un "Gabinete más reducido" orientado a "combatir aquello que preocupa a los ciudadanos". Desde la dirección del PSOE, le han recordado que cualquier cambio en el Ejecutivo compete a Zapatero y le han reprochado que no expresara su opinión en el Comité Federal del pasado sábado.

Fuentes de la dirección socialista han recriminado a Barreda que no aprovechara esa reunión para manifestar su criterio, ya que Zapatero hubiera tenido la oportunidad de responderle. Las mismas fuentes han hecho hincapié en la defensa del derecho a la libertad de opinión, pero también han dejado claro que el partido dispone de los mecanismos necesarios para que cualquiera de sus miembros traslade sus comentarios.

También el PP se ha pronunciado sobre estas manifestaciones y, así, su portavoz en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que "el problema de liderazgo" de Zapatero está haciendo mella en todo el PSOE" y que a "mucha gente" dentro de ese partido se les habrá "caído el misterio y el discurso" de su líder. José María Barreda "ha sido muy valiente, pero podía haber ido más allá en sus apreciaciones", ha sentenciado el presidente de Castilla y León, el popular Juan Vicente Barreda, quien ha agregado que "no son pocos ya los que en el PSOE están alimentando el debate sucesorio postulando, no ya un cambio de Gobierno, sino una convocatoria anticipada de elecciones generales". Herrera ha opinado también que un Gobierno que "carece de prioridades no está habilitado para dar soluciones". Otro dirigente del PP, la diputada María Jesús Bonilla -también jefa de gabinete de la presidenta de ese partido en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal-, ha considerado "alucinante" que Barreda dé lecciones de "buena gestión" cuando él no sabe gobernar la comunidad y "le han intervenido" Caja Castilla La Mancha (CCM).

Pero Barreda también ha sido criticado por compañeros de su propio partido, como el presidente del PSOE, Manuel Chaves, quien ha insistido en que una remodelación del Gobierno "es una facultad exclusiva" del presidente y ha opinado que planteamientos como el del presidente castellano-manchego son "debates inútiles". "Hay que ser muy respetuoso con las competencias de un presidente", ha subrayado el máximo responsable de la Generalitat catalana, José Montilla, a quien no le gustaría que nadie le dijera cuándo tiene que cambiar el gobierno. Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ni ve ni piensa en una posible remodelación del Gobierno y prefiere "dejar las cosas como están", ya que está "escarmentado del último cambio", ha dicho en tono jocoso. Tomás Gómez, secretario general del Partido Socialista de Madrid, (PSM-PSOE), tampoco diría nunca a Zapatero "lo que tiene que hacer" con el Ejecutivo que preside "porque se debe a los españoles y a los criterios que él considere como máximo responsable del Gobierno".

Y entre todas las críticas, una coincidencia, la del portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, quien también ve necesario remodelar el Gobierno para que haya menos ministerios. De hecho, Duran ha avanzado que su grupo podría apoyar al PP en una propuesta parlamentaria similar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios