Bermejo defiende que no habló de la 'operación Gürtel' con Garzón durante la cacería

  • El magistrado asegura que ambos fueron invitados por un amigo común y que allí había 60 personas "de todo tipo".

Comentarios 2

El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, admitió que coincidió con el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en una cacería el pasado fin de semana, pero defendió que durante la misma no trataron el tema de la operación que el magistrado dirige contra una trama de corrupción vinculada presuntamente a miembros del PP. Además, el ministro explicó que ambos fueron invitados por un amigo común a la cacería, y que allí había 60 personas "de todo tipo". Asimismo, acusó al PP de intentar establecer una cortina de humo proporcional al lío que intentan tapar.

Bermejo aseguró que suele ir todos los fines de semana a cazar para "desconectar" y que "consigue" ese objetivo, defendiéndose así del anuncio del PP de que rompe relaciones con su Ministerio mientras él siga al mando del mismo. En este sentido, Bermejo dijo que es la cuarta vez que escucha en esta legislatura a los populares decir que van a romper los acuerdos en materia de Justicia. Durante una comparecencia junto al ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Celestino Corbacho, y de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para explicar una encuesta sobre la situación de los musulmanes en España, Bermejo tuvo que dar explicaciones ante las insistentes preguntas de los periodistas sobre el tema.

En este sentido, reconoció que asistió junto al juez Garzón a una cacería en Jaén, ya que ambos habían sido invitados por un amigo común. Sin embargo, precisó que había 60 personas "de todo tipo", y que "allí se va a desconectar y se consigue. Se habla de la naturaleza y de nuestras cosas", sentenció. Así, el titular de Justicia dio a entender que su pasión por la caza es distinta a la de los miembros del PP, insinuando que estos mantienen la costumbre franquista de hacer negocios en las monterías. 

"Hay quien ve el hecho cinegético y el campo de un prisma histórico del que son herederos, se llama La escopeta nacional y no son capaces de quitárselo de encima", declaró el ministro, que añadió que él va al campo "a disfrutar del entorno y jamás" a llevarse "los problemas", porque no sería "nada bueno". El ministro aprovechó las preguntas para hablar de su pasión por la actividad "cinegética" y explicó que lleva más de 50 años cazando, "disfrutando de la naturaleza, en contacto con los animales y practicando deporte". También dijo que coincide con muchas personas de todo tipo en esta actividad, incluidos responsables del PP como Ana Pastor o Agustín Díaz de Mera.

Además, Bermejo señaló que para él las acusaciones son "una cortina de humo perfectamente proporcional al lío que intentan tapar" los miembros del PP. "No se puede disparar contra el Estado de Derecho porque uno tenga severos problemas dentro. Deben explicar qué está pasando dentro del PP, que no tiren contra las instituciones", afirmó Bermejo. Según el ministro, es un momento "para la responsabilidad, para mirar a las instituciones, saber qué necesitan, mirarnos a nosotros mismo y saber cuál es el esfuerzo que cada uno debe realizar".

Conde-Pumpido está dispuesto a comparecer

Respecto a la petición de comparecencia urgente que el PP hizo para que el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, comparezca ante el Congreso y, si no lo hace, acuda el propio ministro, Bermejo dijo que la tarea de comparecer ante la Cámara es de las que él cumple "con más agrado" y que Conde-Pumpido ha ido a la Cámara "siempre que se le ha llamado". En este asunto terció Rubalcaba, quién afirmó que leyó que militantes del PP espían a otros miembros del partido, mueven dosieres sobre terceras personas, también militantes de esa formación, y que algunos incluso denuncian a sus compañeros de filas ante la Justicia, por lo que se preguntó qué pinta en todo esto el PSOE.

En este sentido, fuentes del Ministerio de Justicia confirmaron que Conde-Pumpido comparecerá en la Cámara Baja si así lo acuerda la Mesa el Congreso. Se da la circunstancia de que la Mesa del Congreso, presidida por el presidente de la Cámara, José Bono, no admite peticiones de comparecencia que se refieran a causas que se están investigando o a casos concretos, por lo que su admisión dependerá en gran medida de la formulación concreta que haya realizado el PP en su solicitud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios