Blesa y su mano derecha en Caja Madrid: "Disfrutemos por si llegan vacas flacas"

  • Los correos del ex presidente y el ex director en 2005 les coloca como presuntos causantes de un perjuicio para la entidad de 14,8 millones

Comentarios 6

El ex director de Caja Madrid Ildefonso Sánchez Barcoj se dirigió al presidente de la entidad, Miguel Blesa, en febrero de 2005 por correo electrónico señalándole: "Disfrutemos, por si algún día llegan las vacas flacas". Se trataba de un comentario relacionado con el abono al presidente de 17.400 euros "por exceso de aportación al fondo de pensiones".

Esta comunicación forma parte de un conjunto de correos electrónicos que fueron analizados por la consultora PwC en diciembre del pasado año en el denominado "informe forensic" que bajo el epígrafe "estrictamente privado y confidencial" ha servido de base a la última denuncia contra los directivos de la entidad.

Basándose en este informe sobre materia retributiva y de previsión social de la alta dirección de Caja Madrid -referido fundamentalmente al periodo comprendido entre 2007 y 2010, bajo la presidencia de Miguel Blesa-, el FROB denunció ante Anticorrupción la presunta existencia de un perjuicio económico estimado para la entidad de 14,8 millones. El caso está pendiente de ser turnado a un juzgado de Instrucción de la capital.

A lo largo del informe de 153 páginas se detallan las presuntas irregularidades en los cobros de indemnizaciones, planes de pensiones y bonus, si bien los correos reflejan además el tono en que los directivos se dirigían a los más altos responsables de las caja exigiendo sus prebendas y destapan además los enfrentamientos en la cúpula.

En otro correo, del 27 de diciembre de 2007, el director de Recursos Humanos Federico Navarro Cuesta explica al entonces director de la Caja Ildefonso Sánchez Barcoj el "caso especial" de la indemnización al que fuera jefe de la Casa del Rey Rafael Spottorno. "Es el único que no está en nómina de la Caja y por tanto, teóricamente habría que hacerlo vía Fundación (...) puede que con esto cometamos, en todo caso, un pequeño incumplimiento contable pero evitaríamos difusión. Espero que me digas".

El 24 de julio de 2007, el entonces director general de Negocio de Caja Madrid, Matías Amat, agradece a Blesa un incremento en sus percepciones y alaba el "empuje, determinación y coraje" de Barcoj. "Ahora por lo menos si nos echan tendremos más que los dos años de indemnización", apunta.

El que fuera secretario del consejo de la Caja Madrid Enrique de la Torre señaló en marzo de 2008 a Blesa en otro de estos correos que esperaba que el entonces presidente hiciera "fácil y generosa" su marcha de la entidad. "Creo que me lo merezco así como ver las menores sonrisas posibles en lo que me quede. Estarás conmigo en que los muchos enemigos que, por mi dedicación y lealtad, me he granjeado no durarán en empezar su revancha".

En otro mail de 2007, De la Torre y Barcoj hablan de su situación en el caso de que Blesa no continuara en Caja Madrid dos años después y alguno de ellos terminara como "comercial en Aluche" en relación con sus indemnizaciones. "El melón está cerrado, no se puede abrir. Nos quedan al menos tres años y medio de curre, salvo que nos echen de forma improcedente", le dice Barcoj al secretario, para añadir: "Tranquilo, estás más que cubierto no te pongas nervioso" .

Dos años más tarde la actitud de De la Torre es un problema y Barcoj advierte a Blesa que el secretario "como era previsible, se ha desatado" en lo referido a su indemnización. "Yo le he dicho que no quiero que Hacienda se forre pero que no puede ser indemnización y que eso ya quedó claro en su día y así se hicieron los préstamos de los que disfruta a un interés muy moderado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios