Bono cree que el cristianismo es un "buen camino" para renovar el socialismo

  • Para el presidente del Congreso, mientras que "la gente de derechas" hace compatible su ideología con la religión, la de izquierdas "está acostumbrada a ser marginada por unos y otros".

Comentarios 28

El presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, ha afirmado que el socialismo "necesita una renovación" y ha considerado que los valores cristianos son un "buen camino para conseguir esa renovación".

Durante su intervención en la inauguración del congreso de la Liga Internacional de Socialistas Religiosos que tiene lugar en Córdoba, Bono ha matizado que "no se trata de cristianizar al PSOE", sino de "buscar juntos respuestas para resolver los problemas que son intolerables en la sociedad actual". Ha añadido que la idea es "fertilizar la tierra en la que crecen dos especies distintas como el socialismo y el cristianismo" para poder incorporar valores cristianos "al ideario socialista", lo que supondría la forma "más profunda y sincera de renovación".

En este sentido, Bono ha valorado la celebración del congreso, ya que el encuentro de socialistas religiosos "acredita el cambio que se ha producido en la historia con una expresión de voluntad renovadora y de apertura inteligente de los socialistas y de los cristianos". Por ello, ha considerado necesario que la reunión sirva para "avanzar" en la coalición entre "creyentes y no creyentes" y espera que "cualquier discrepancia no se entienda como una traición".

Como ejemplo, el presidente del Congreso ha puesto la reforma de la Ley del Aborto que se tramita en el Parlamento y ha asegurado que aunque él no ha dicho "ni media palabra", desde parte de la Iglesia Católica "se anuncian excomuniones". Ha aclarado que "como socialista" seguirá la disciplina del partido", aunque "como cristiano" aspira a seguir a Cristo desde los "ideales que me pongo con honestidad".

Bono ha abogado por la "reflexión" entre los socialistas y ha considerado que una organización en la que "se piensa milimétricamente igual" implica que "uno piensa por todos o no piensa ninguno". Para el presidente del Congreso, mientras que "la gente de derechas" hace compatible su ideología con la religión, la de izquierdas y los socialistas "están acostumbrados a ser marginados por unos y otros".

Por otro lado, Bono ha lamentado que, a lo largo de la Historia en España, tanto el PSOE como la Iglesia "no hayan estado siempre a la altura" en cuanto a tolerancia y transigencia se refiere, lo que ha provocado que "no hayan sido dignos de imitación". Por ello, ha expresado la necesidad de incidir en los valores de "igualdad, solidaridad y fraternidad" en los que coinciden los cristianos y los socialistas y ha abogado por "desterrar" la "falsa, brutal y antigua" idea de que el progreso "debe estar al margen de cualquier religión".

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, ha manifestado durante su intervención en el congreso que los cristianos y los socialistas "deberían mostrar una actitud combativa con la palabra y el entendimiento" para que sirvan de instrumentos para dar "mayor fuerza a las convicciones que defendemos". Ha abogado por profundizar en el "respeto y la tolerancia" en todo el mundo utilizando como eje la Alianza de Civilizaciones. Finalmente, el ministro ha considerado que el primer reto de los cristianos y los socialistas debe ser luchar contra la pobreza en el mundo, que se debe al "desajuste" en valores a nivel mundial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios