Caamaño: "Las detenciones demuestran que el Gobierno no ha cambiado"

  • El ministro considera que el sistema será suficientemente efectivo para evitar la presencia de ETA en las instituciones y explica que "Podemos llegar hasta donde la Constitución nos permite".

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha asegurado este martes que detenciones como las practicadas anoche a nueve presuntos miembros de Ekin demuestran que la posición del Gobierno no ha cambiado, en contra de lo que "algunos se empeñan a diario en reafirmar".

Así lo ha indicado el ministro de Justicia en un desayuno informativo organizado por Europa Press, en el que ha resaltado que el Estado en su conjunto sigue trabajando contra la violencia.

Estas detenciones acreditan, en su opinión, "lo infundado de algunas informaciones que se difunden interesadamente", después del alto el fuego anunciado por la organización terrorista ETA.

Así, ha dicho, las fuerzas de seguridad del Estado siguen realizando sus tareas con el mismo empeño, la Fiscalía despliega el mismo rigor en la aplicación de la ley y los jueces cumplen día a día con la legalidad, como demuestra la reciente condena a 83 años de prisión impuesta al etarra Gorka Palacios por la Audiencia Nacional.

El ministro se ha referido también a posibles reformas legislativas para evitar la presencia de Batasuna en las instituciones, y ha concretado que se trata de las que está diseñando la comisión de modificación de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) para conseguir que quienes atentan contra los derechos y libertades de los ciudadanos no estén en los órganos democráticos.

Además, ha destacado que estas modificaciones se harán respetando la Constitución y los límites establecidos por la jurisprudencia del Tribunal Constitucional (TC).

"Podemos llegar hasta donde la Constitución nos permite", ha explicado Caamaño, que ha considerado que el sistema será suficientemente efectivo para evitar la presencia de ETA en las instituciones.

Sobre el papel de Eusko Alkartasuna, ha considerado que siempre habrá quien abuse de los derechos fundamentales, situación frente a la que sólo se debe actuar con la Constitución en la mano.

"El Estado no puede impedir el ejercicio de derechos y libertades, pero sí puede mirar con detenimiento, observar, vigilar y estar atentos para que cuando se mueva alguien en esta línea caiga sobre él todo el peso de la ley", ha añadido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios