Carpetazo del PSOE manchego a las acusaciones de espionaje de Cospedal

  • La número dos de los populares declina asistir al acto de conciliación por su denuncia pero los socialistas optan por renunciar a judicializar la vida política

Comentarios 1

La presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, no acudió ayer a declarar ante la juez por la demanda de conciliación que presentó el PSOE regional por haberles acusado de contratar a detectives privados para espiar a altos cargos del PP.

A pesar de que no ha habido conciliación, el PSOE renunció a presentar una querella por calumnias para no judicializar la vida política, anunció a la salida del juzgado el secretario de Organización del PSOE regional, José Manuel Caballero.

La demanda de conciliación fue presentada el pasado 4 de febrero por el secretario de Organización de los socialistas castellano-manchegos, y en ella pedían a Cospedal que se disculpara y se retractara de las "falsas acusaciones" que hizo al haberles acusado de contratar un servicio de espías privados para vigilar a cargos y militantes del PP.

Cospedal ya dijo el miércoles, al ser preguntada por si acudiría a la cita judicial, que ayer iba a estar en un acto en Talavera de la Reina junto al presidente del PP, Mariano Rajoy.

La viceportavoz del Grupo Popular de las Cortes de Castilla-La Mancha, María Luisa Soriano, afirmó ayer que "la marcha atrás" del PSOE al señalar que no se plantean "en principio" poner una querella por calumnias a De Cospedal, pone de manifiesto que "el PP tenía razón" cuando denunciaba que "altos cargos estaban siendo espiados". Según Soriano, ir delante de un juzgado a dar una rueda de prensa y decir (en alusión a Caballero) que no quiere judicializar la vida política "raya la hipocresía, el ridículo y el esperpento".

"Nuestro objetivo era que quedara claro que había mentido y hoy ha quedado claro", insistió por su parte Caballero, quien, a pesar de que no hubo conciliación, apuntó que el PSOE no quiere judicializar la vida política y por eso no se querella.

La portavoz del Comité Electoral del PSOE, Elena Valenciano, opinó a su vez que la secretaria general del PP no es una dirigente política ni seria ni digna, porque "acusa sin pruebas" y "jalea a Camps".

Valenciano hizo estas consideraciones en una rueda de prensa en la sede socialista de la calle Ferraz, en la que afirmó que la número dos de los populares "no es una dirigente política seria", porque "acusa sin pruebas y eso es algo muy feo y además jalea a Camps, que también es algo muy feo", aunque esto último no la extrañe teniendo en cuenta -argumentó- que se ha conocido que la trama Gürtel operaba además con el PP de Castilla-La Mancha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios